Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Cómo volver al ejercicio tras un parón

Volver al ejercicio

Ponerse en forma es un trabajo duro y, aunque te guste el deporte, siempre requiere un esfuerzo importante continuado en el tiempo, y por lo tanto constante.

Sin embargo, no todo en la vida es ejercicio, y hay ocasiones que por problemas familiares, lesiones o simple desgana abandonamos el entrenamiento que estábamos siguiendo.

La forma en que nuestro cuerpo reacciona a estos parones depende tanto de la duración de los mismos como del tipo de ejercicio físico que realizáramos, así como de nuestro estado previo.

Para empezar, hay que decir que es preferible dejar de entrenar unos pocos días antes que hacerlo enfermo. Una interrupción en el ejercicio de entre tres y cinco días, en cualquier caso, no debería suponer un impacto significativo en nuestro estado de forma, y al retomar el plan de entrenamiento habitual no tendríamos por qué tener problemas.

Si fuera necesario, se llevarían a cabo una o dos sesiones algo más suaves como adaptación, pero enseguida deberíamos recuperar las sensaciones de siempre.

Esto no quiere decir que podamos recuperar los días perdidos con un sobreesfuerzo a la vuelta, ya que el impacto podría ser excesivo y contraproducente, afectándonos negativamente.

En el caso de interrupciones de unos diez días o algo más, sí empezaríamos a notar dicho parón en mayor medida (entre otras cosas, muscularmente hablando), por lo que una semana para volver a adaptarse al ejercicio es muy recomendable.

Si se trata de salir a correr, las intensidades o tiempos serán algo menores, y si habláramos del gimnasio, se pueden reducir las cargas, o pasar por un tiempo a rutinas de cuerpo completo, ideales para estos casos.

Ejercicio otra vez

Cuando el parón se prolonga aún más, superando las tres semanas, normalmente será necesario volver a empezar poco a poco.

Esto no quiere decir que lo hayamos perdido todo, ya que probablemente volvamos a estar en forma mucho más rápido que la primera vez, pero el cuerpo necesita una readaptación más completa, con un plan de entrenamiento nuevo.

En estos casos, no conviene ponerse metas demasiado estrictas que nos lleven a obsesionarnos con recuperar nuestro mejor nivel, sino ir cumpliendo poco a poco el nuevo plan establecido.

En cualquier caso, si te gusta el ejercicio estoy seguro de que poco a poco acabarás superando el nivel que anteriormente tenías, y en cualquier caso, con la constancia suficiente y planes de entrenamiento adecuados, el deporte nos va devolviendo el esfuerzo invertido con resultados evidentes, pero a su debido tiempo.

Mi consejo es que no desesperes, y no te dejes ir más de la cuenta para que la vuelta no sea tan traumática.

Última actualización: 02/04/2014 a las 10:00

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo