Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Fallo muscular Siempre insistimos en la importancia de una buena planificación en cualquier tipo de entrenamiento, también en el de fuerza. Hay una idea extendida, y muchas veces generalizada, en el gimnasio de que si no llegas al fallo muscular tu trabajo no ha sido totalmente satisfactorio. Esto es completamente falso, ya que todo dependerá del objetivo que se busque. Aquellos que apliquen esta metodología deben tener claro cómo hacerlo para que el medio de entrenamiento no sea contraproducente en su progreso. Para entenderlo mejor, nos adentraremos en algunos estudios que han indagado sobre esta forma de llegar a la última repetición.

Cuándo incorporar el fallo

En 2008, Baechle remarcó la importancia de planificar distintos parámetros relacionados con el entrenamiento como la intensidad, descansos, repeticiones, series, etc. Pero además añadió que en cada semana de entrenamiento los sujetos debían incorporar un día buscando el fallo muscular en todos sus ejercicios. El resto de sesiones las repeticiones debían concordar con lo planificado, sin llegar al fallo muscular. Sin embargo esta idea no puede aplicarse en su totalidad al rendimiento deportivo, ya que cada deportista requiere de un entrenamiento distinto en función de su modalidad.

fallo muscular

Lawton en 2006 realizó un estudio con el objetivo de investigar la relación entre potencia muscular y entrenamiento al fallo. Los resultados mostraron que aplicar este método afecta negativamente al desarrollo de la potencia muscular. Este hecho debe tenerse en cuenta en deportes donde la explosividad es un factor determinante, como en el fútbol, rugby o en deportes de lanzamiento como el balonmano. Por tanto, podemos concluir, que el entrenamiento al fallo muscular es perjudicial para modalidades deportivas de explosividad.

Otro estudio que cabe citar es el de Izquierdo en 2006, que comparó dos ejercicios con dos métodos de entrenamiento distintos: uno al fallo muscular y otro sin llegar a tal punto. En el primer ejercicio, el press banca se detectó un incremento algo superior de la potencia muscular sin llegar al fallo. En el segundo ejercicio, la sentadilla por detrás, también se observó una mayor efectividad del método que no conllevaba fallo muscular. Los resultados fueron totalmente distintos en el caso de la fuerza resistencia: 85% de resistencia con el método del fallo frente al 69% de resistencia con el método sin fallo en el press banca. En la sentadilla no se produjeron diferencias significativas.

  • Conclusión final: entrenar al fallo muscular es perjudicial para modalidades deportivas con aptitudes explosivas. Tampoco presenta ventajas en el entrenamiento de potencia del press banca o sentadilla pero sí es beneficioso para la resistencia muscular (prevención de lesiones)

Vistos estas investigaciones ya puedes planificar con más cabeza tu entrenamiento. El fallo muscular es una estupenda opción para determinados objetivos, como puede ser la hipertrofia, entre otros. Pero siempre con una buena preparación del entrenamiento.

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo