Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Descubre si tienes deficiencia de hierro, un problema habitual en mujeres

Hierro bajo

Una de las carencias nutricionales más habituales es la deficiencia de hierro, que puede darse en cualquier persona pero que es más habitual entre las mujeres.

El hierro es vital para producir hemoglobina, una proteína que ayuda a proveer de oxígeno los tejidos del organismo.

Sin ella, tendremos consecuencias negativas, y muy probablemente acabaremos padeciendo anemia ferropénica.

Te enseñamos algunos de los síntomas que podrían indicar niveles bajos de hierro, para que actúes en consecuencia o acudas al médico en caso necesario:

Cansancio hierro bajo

  • Cansancio: es el más común de los síntomas, y en realidad uno de los más difíciles de detectar al confundirse con el cansancio normal de una vida dura y ajetreada.

    Con la deficiencia de hierro, la oxigenación de los tejidos es menor, lo que acaba afectando a la energía del cuerpo. Si, además de cansancio, se sufre debilidad, irritabilidad y dificultad para concentrarse, el hierro puede ser el problema de fondo.

  • Falta de aire y fuertes latidos de corazón: a pesar de respirar profundamente, al tener niveles de oxígeno bajos te sentirás como sin aliento a pesar de no llevar a cabo grandes esfuerzos.

    El corazón también podría sufrir latidos irregulares, que en los casos más graves podrían llevar a problemas serios.

  • Dolor de cabeza: a pesar de que el cuerpo prioriza el cerebro como lugar al que proveer de oxígeno antes que a otros tejidos, igualmente recibe menos de lo que sería ideal, lo que podría llevar a dolores de cabeza.

  • Pérdida de pelo: al verse en estado de necesidad y tener que priorizar, el cuerpo puede dejar de lado cosas como mantener el cabello, aunque tampoco hay que confundir esto con las pérdidas habituales que todos tenemos diariamente.

La falta de hierro también puede resultar en palidez de la piel, y como he dicho puede afectar en mayor medida a las mujeres porque la regla es una de las primeras causas de este problema.

Las pérdidas de sangre, si son excesivas, pueden provocar niveles bajos de hierro que deben ser controlados.

La alimentación es la mejor manera de que el hierro no baje demasiado, aunque siempre es posible tomar suplementos, cosa que debemos consultar con el médico.

Además de los propios alimentos que contengan hierro, debemos combinarlos con vitamina C para facilitar su absorción.

En el caso de vegetarianos y veganos, el cuidado deberá ser aún mayor, ya que la carne y el pescado son dos fuentes de hierro más eficientes que otras de origen vegetal.

En cualquier caso, no olvides controlar tu estado a través de análisis cada cierto tiempo, más aún si notas varios de estos síntomas, pues unos niveles adecuados de hierro te harán sentir mucho mejor.

Última actualización: 02/04/2014 a las 23:00

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo