Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Cómo afectan los períodos de inactividad física a nuestra fuerza?

fuerza y resistencia mujerEn primer lugar, podemos conceptualizar la fuerza como la capacidad física que nos permite ejercer una tensión contra una resistencia externa y con ello vencer dicha oposición. Encontramos dos tipos de fuerzas, estática o isométrica y dinámica o isotónica.

Debemos conocer que en la fuerza actúan diversos mecanismos, el primero es el estructural, mediante el cual se produce la hipertrofia muscular, el segundo que interviene es el mecanismo nervioso, encargado de poner en marcha las unidades motoras, sincronización y coordinación intramuscular y por último el mecanismo elástico.

Otro de los aspectos que nos gustaría exponer brevemente son los factores que afectan a la fuerza.

El primero de ellos es el tamaño muscular, ya que a mayor tamaño muscular, mayor fuerza absoluta. El tamaño corporal presenta la misma relación que el tamaño muscular con respecto a la fuerza absoluta.

Por último, la edad y el sexo constituyen los otros dos factores que inciden en el desarrollo de la fuerza.

La pérdida de fuerza se produce tras un período de inactividad y depende del estado físico previo, el tipo de entrenamiento que realizaba o la edad de la persona. Un estudio revela que los deportistas de élite pierden su capacidad muscular más rápido que aquellas personas que realizan alguna actividad física de forma recreativa. Tras períodos de inactividad se produce una pérdida de la fuerza.

En cuanto al tipo de entrenamiento, se sabe que aquellos deportistas que realizan un entrenamiento de resistencia presentan una pérdida más lenta que los que realizan un entrenamiento de fuerza, debido al tipo de fibra muscular que interviene en cada caso.

También se sabe que los períodos de inactividad afectan más a personas de mayor edad.

Cuando dejamos de ejercitar nuestro cuerpo, nuestro organismo sufre una pérdida de la capacidad aeróbica que puede reducirse un 19% después de 9 semanas sin entrenar.

Por otro lado nuestra frecuencia cardíaca aumentará también.

Respecto a la masa muscular, tras un mes de inactividad podremos notar una disminución que puede oscilar entre el 1-5%.

Como dijimos antes, en los deportistas este fenómeno es más acusado y según un estudio, tras un mes de inactividad pueden perder en torno a un 90% de su forma física.

En resumidas cuentas, nuestra capacidad física se ve afectada por la inactividad prolongada. Por ello aconsejamos que no se produzca un cese de forma brusca de dicha actividad, debiendo establecer una serie de ejercicios de mantenimiento que nos van a permitir que la pérdida de masa muscular no sea tan acusada.

Fuente: Vitónica, Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte

Última actualización: 19/04/2014 a las 12:00

Manuel Angel Andrade Alcazar

Foto Manuel Angel Andrade Alcazar

Soy natural de Puebla de Cazalla (Sevilla), soy graduado en enfermería y entrenador superior de culturismo, musculación y fitness entre otras cosas, aficionado al deporte y a la investigación.

Sigue leyendo