Las lesiones más comunes en corredores

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Lesiones running

Según algunas encuestas alrededor del 80% de los corredores sufren algún tipo de lesión cada año. Sin duda es una cifra bastante elevada a pesar de la variedad en el grado de las lesiones. Es un deporte cíclico que requiere movimientos repetitivos, algo que influye directamente en el desarrollo de una lesión a partir de cualquier mínimo movimiento mal realizado al multiplicarse su efecto negativo en cada zancada. El mejor tratamiento es el preventivo para que el entrenamiento se optimice lo máximo posible. Para evitar lesiones innecesarias es conveniente conocer cuáles son las que más afectan a los runners. Allá van:

  • Síndrome de rodilla de corredor: también conocido más específicamente como síndorme patelofemoral. Esta nomenclatura fue atribuida tras el elevado porcentaje de corredores que lo sufrían (del 16% al 25% de los runners) Puede deberse a múltiples factores, siendo los de más riesgo el sobreentrenamiento, déficit de tono muscular en el cuádriceps, tendones isquiotibiales dañados o falta de flexibilidad entre otros. Se detecta por un dolor fuerte que aparece en la parte posterior de la rótula y el tratamiento es fácilmente aplicable. Las primeras horas se requiere hielo para disminuir la inflamación, además de modificar el plan de entrenamiento incidiendo más sobre la fuerza del tren inferior, más concretamente en el cuádriceps.

Lesiones más frecuentes en corredores

  • Tendinitis aquílea: inflamación del tendón que conecta la parte posterior de la pierna (gemelo) con el talón. Suele aparecer cuando se incrementa de forma repentina la actividad, es decir, el volumen o la intensidad del entrenamiento. De ahí la importancia siempre de llevar una progresión ascendente. También puede deberse a una falta de flexibilidad en dicha zona, por lo que deberás incidir en estirar gemelos en cada sesión.

  • Fascitis plantar: ya hablamos hace algún tiempo sobre este tipo de lesión común en corredores. Básicamente se trata de una inflamación en la aponeurosis de la planta del pie producida por un mal calzado, falta de estabilización en los tobillos, hiperpronación… Existen una gran variedad de tratamientos para la fascitis plantar como el vendaje neuromuscular, masajes, estiramientos o ejercicios con bandas elásticas.

  • Calambres y tirones: casi todos los deportistas (y los que no) han sufrido alguna vez un tirón durante o después del entrenamiento. Se pueden prevenir mediante diversas técnicas y hábitos como una alimentación rica en vitaminas y minerales, modificar la técnica de carrera, ingerir cítricos con potasio, recuperar correctamente los electrolitos mediante bebidas o estirar antes de la actividad física.

  • Síndrome de la banda iliotibial: causada por una fricción excesiva de la fascia lata sobre el epicóndilo lateral femoral. El área principal de dolor se localiza en la parte externa de la rodilla y la causa más común es correr sobre superficies demasiado rígidas o demasiado blandas. Bajar demasiadas cuestas o patologías anatómicas también pueden contribuir a que aparezca esta lesión. El tratamiento en primera instancia debe ser el cese o reducción de la actividad, es decir, pasar de la carrera a la marcha rápida. A partir de ahí un vendaje o controlar errores en la técnica de carrera será el principal trabajo a realizar.

Estas son las principales lesiones de los corredores, pero no son las única. La mayoría de ellas pueden evitarse llevando unos hábitos saludables, tanto nutricionales como en el entrenamiento además de ejecutar una técnica correcta que elimine cualquier factor de riesgo. Si has sufrido alguna de estas lesiones, cuéntanos tu experiencia con ella.

Archivado en Correr, Dolor, Lesiones, Running, Tirones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion