Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Por qué a veces nos mareamos al levantarnos bruscamente?

Mareos al levantarnos bruscamente

Seguramente a todos nos haya pasado en mayor o menor medida el tener un pequeño o gran mareo al levantarnos bruscamente cuando estábamos sentados o acostados. La frecuencia con la que esto ocurre puede ser muy variable incluso dentro de una misma persona, y puede pasar a cualquier edad. Sin embargo, es algo más común conforme se va envejeciendo debido a que los sistemas de regulación de la presión arterial se van deteriorando con los años y dejan de ser tan precisos.

Y es que la causa de los mareos es la falta de riego sanguíneo en el cerebro, y si es algo que ocurre con frecuencia puede ser un síntoma de algún otro trastorno, lo que haría recomendable el acudir a un médico. Los más habituales son los siguientes:

  • Bajada brusca de tensión: conocida como hipotensión ortostática, se trata de un descenso breve, rápido y repentino de la presión arterial debido al cambio brusco de postura. Puede llegar a llevar incluso a una pérdida del conocimiento. La hipertensión también puede producir mareos, aunque la sensación es diferente y no produciría desmayos.

  • Vértigo posicional: se produce al incorporarte y con más intensidad al girar la cabeza hacia un lado. Conviene acudir a un otorrino porque puede haber alguna alteración en los centros de equilibrio regulados por el oído interno.

Buen despertar

Al margen de estos dos trastornos, el problema de los mareos también puede venir originado por estados de estrés y ansiedad. Igualmente, una diabetes mal controlada podría producirlos debido a las subidas y bajadas de glucosa, al igual que ciertos fármacos para la ansiedad o las alergias. Otra posibilidad sería tener el síndrome de Ménière, que produce una sensación de vértigo en la que los objetos dan vueltas, algo acompañado de un sonido en el oído y cierta pérdida de audición.

Cuando los mareos se repiten o provocan desvanecimientos es muy importante acudir al médico, ya que el problema de base puede llegar a ser muy grave, como arritmias cardíacas o lesiones cerebrales.

Por otra parte, para los mareos comunes, la mejor forma de evitarlos es cambiar de postura despacio. Cuando vayas a levantarte de la cama tras un rato largo, es preferible sentarse durante unos segundos, por ejemplo. Si se produjeran, mantente sentado unos minutos antes de volver a ponerte de pie.

Última actualización: 23 de April, 2014

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo