Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

La seguridad del CrossFit está en entredicho

Ejercicio de trepa de cuerda

Algunas personas comienzan su día con una taza de café o, si son ambiciosos, a correr. Otros se dirigen a un gimnasio para realizar varias series con una buena dosis de potencia, burpees, salto a la caja, voltear neumáticos y otros ejercicios para gladiadores (todo en una sucesión rápida, con poco o ningún descanso, mientras que los compañeros deportistas lo animan). Estos individuos son los acérrimos al CrossFit, y su número crece cada día. Con más de 5.000 gimnasios afiliados en todo el mundo y un público fiel que raya la obsesión, el CrossFit ha explotado en popularidad en los últimos años. Sin embargo, su seguridad ha sido y continúa siendo un tema muy debatido.

¿Puede realmente ser peligroso?

Fundada en 1995 por el ex gimnasta Greg Glassman, la disciplina llamada CrossFit evita la idea de que una persona deba hacer una clase de ejercicio a la vez. En lugar de ello, combina variados movimientos funcionales como la pliometría (por ejemplo, ejercicios de salto intensos), levantamiento de pesas estilo olímpico, resistencia pura con ejercicios cardiovasculares, etc. Todo esto en un solo entrenamiento de alta intensidad. Existen cientos de rutinas de CrossFit, todas ellas con nombre de mujer. No me preguntéis el porqué, ya lo explica su creador.

Lo que quiero hacer es explicar los entrenamientos una vez y luego darles un nombre. Pensé que cualquier cosa que te dejase tumbado boca arriba en el suelo, mirando al cielo y haciéndote preguntar ‘¿Qué me ha pasado?’ merecía tener nombres femeninos.

El WOD (Workout Of the Day) se publica en el sitio web de CrossFit y está diseñado para que los CrossFitters de cualquier lugar lo realicen entre 5 y 20 minutos. Eso no debería sonarte muy duro, pero los circuitos pueden llegar a ser de tal intensidad que a menudo causan vómitos en los individuos que los practican. Sin duda el vomitar está lejos de ser uno de los mejores indicadores de que se ha hecho un buen trabajo. Aunque tampoco supone un peligro para el cuerpo. Pero Glassman dice que si no se hace correctamente podremos sufrir graves lesiones, e incluso la muerte.

Clase de CrossFit en un gimnasio al aire libre

El veredicto

Los peligros del CrossFit están ahí, pero debemos ser inteligentes a la hora de ejecutar todos los ejercicios, controlar la respiración y reducir así los riesgos. En cualquier régimen de ejercicios de alta intensidad hay riesgos de lesión, no solo el CrossFit es una disciplina altamente peligrosa en este sentido. Por ello no debemos colocar a esta disciplina en la cúspide de la pirámide como la más peligrosa o dañina de todas.

Además, no debemos arriesgarnos a practicar CrossFit si padecemos o hemos padecido recientemente alguna lesión, sobre todo los ejercicios de levantamiento olímpico con pesas o ejercicios pliométricos. Y llevarlos a cabo durante un periodo de fatiga aumentarán las probabilidades de sufrir una grave lesión. El mayor peligro del CrossFit es lo que llaman rabdomiolisis, que es cuando el músculo esquelético es dañado y se descompone, liberando las fibras en el torrente sanguíneo que puede causar insuficiencia renal. Si no se trata pronto, podría hasta llevarnos al hoyo.

Así que bueno, el CrossFit puede llegar a ser muy pero que muy peligroso. Pero esto es como todo, si nos tomamos a la ligera las instrucciones del monitor, acabaremos lesionados o, quién sabe, bajo tierra.

Última actualización: 13 de April, 2014

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo