Cómo adelgazar en la playa en tan solo 15 minutos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Preparando el salto vertical

Ahora que tenemos la playa cogiendo un buen tono y temperatura, podremos mudarnos a ella para seguir trabajando nuestro cuerpo. Si nos sobran unos kilos no podéis perder la oportunidad de seguir el entrenamiento que os tenemos preparado. En tan solo 15 minutos podremos quemar una buena cantidad de calorías que conllevará la pérdida de grasa después de terminar la sesión.

Comenzaremos hoy con un buen trabajo de tren inferior. La arena ofrece menos estabilidad que el suelo, por lo que los movimientos más simples pueden llegar a ser los más difíciles. Descálzate, ponte crema solar y evita utilizar la arena cercana a la orilla, ya que está demasiado dura y compactada, por lo que nuestras articulaciones sufrirán un gran impacto. La sesión consta de varios ejercicios que se dividirán de la siguiente forma:

  • 2 series de cada ejercicio descansando 30 segundos entre series y 60 segundos entre ejercicios diferentes.

  • Parar cuando lleguemos a 15 minutos de trabajo intenso.

Sesión de 15 minutos en la playa

  1. Desplazamiento lateral. Haz tres líneas paralelas en la arena, a 5 metros de distancia entre la 1ª y la 3ª. Nos situamos justo en medio con la 2ª línea entre las piernas y con las rodillas semi dobladas como haciendo una sentadilla. Nos desplazaremos lo más rápido posible hacia un lado para tocar con la mano de ese lado la línea del extremo. Luego pasaremos a la mano izquierda. Tendremos que hacer esto 4 veces para cada lado a alta intensidad y repetir otra serie.

  2. Salto a una pierna. En esta ocasión, tras haber descansado 60 segundos, nos dispondremos a darle más caña a nuestras piernas. Tan importante es la técnica en el triple salto, que aquí vamos a imitarla. Nos situaremos sobre una sola pierna de pie y realizaremos 5 saltos hacia delante con esa pierna aterrizando con la misma, y repetiremos otra serie. Luego pasaremos a realizar el ejercicio con la otra pierna. Tendremos que impulsarnos con la mayor fuerza posible.

  3. Sentadilla con salto. Comenzaremos situando nuestras manos cruzadas detrás de nuestra cabeza. Con los pies separados un poco más abiertos que la anchura de la cadera (no confundir con cintura), nos dispondremos a doblar las rodillas, y bajar lo suficiente para dar un gran salto vertical. Utiliza una sentadilla más profunda para saltar más y que tus piernas trabajen más duro. Haz dos series de 5 saltos cada una.

  4. Salto estabilizador. Este ejercicio no es nada fácil debido a la inestabilidad de la superficie sobre la que hoy trabajamos. La posición inicial será en semi sentadilla con las manos por detrás de las rodillas. Esa posición inicial será para impulsarnos y dar un gran salto vertical con ambas piernas y acabar aterrizando sobre una de ellas. Tras la caída deberemos mantener la estabilidad del cuerpo sobre esa pierna con los brazos elevados a la altura de los hombros. Mantenemos unos 2 segundos a una pierna para volver posteriormente a la posición inicial. Haremos 8 aterrizajes con cada pierna divididos en dos series.

Sentadilla

Como habéis visto los ejercicios son bastante fáciles, no necesitaremos material alguno y, bueno, el riesgo de lesión existe si no tienes las articulaciones de rodilla y tobillo bien desarrolladas. Con estos ejercicios pliométricos ganaremos fuerza en las piernas. Por ello te recomiendo que vayas probando poco a poco hasta coger confianza con el terreno.

Archivado en Ejercicios, Playa, Pliometría, Saltos, Sentadillas, Sesiones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs