Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

No es bueno irse de copas después de hacer ejercicio

Raikkonen y Vettel en el podio

Si quieres ponerte en forma y mantenerte sano, no empines el codo por favor. Las bebidas alcohólicas tienen consecuencias negativas en la salud cuando son consumidas después de nuestra visita al gimnasio, o ejercitarnos por libre en casa.

Deberías planear salir de copas con los amigos o familiares en días en los que no hayas entrenado, especialmente si vas a tomar una o dos copas.

No debemos confundir el tomar alcohol a la hora de hacer ejercicio, lo cual influirá de diferentes formas en nuestro rendimiento deportivo.

Deshidratación

Cervezas y raqueta de tenis El alcohol deshidrata tu cuerpo causándote un sudor frío y un aumento en la frecuencia de ir al baño a desalojar líquidos. Esto es porque tu sistema está intentando deshacerse del exceso de toxinas a través de la orina. Además el entrenamiento físico causa también la deshidratación. Así que si estás deshidratado ya de haber entrenado y ahora bebes alcohol, tú estarás aumentando este problema.

Los primeros síntomas de esta deshidratación serían tener la boca seca, dolor de cabeza y desmayos en los casos más extremos.

Cuanto más deshidratado estés, mayor será la resaca del día siguiente. Y no me vale encadenar eso de que las personas que beben alcohol son más inteligentes.

Interrumpe la reparación de los músculos

Después de tu entrenamiento tus músculos necesitan tiempo para repararse a sí mismos y crecer como es debido.

El alcohol interrumpe este proceso, lo que significa que si quieres que tus músculos crezcan no debes tomar alcohol durante este proceso.

El cuerpo utiliza las hormonas del crecimiento durante el proceso de reparación automática de los músculos. El consumo de alcohol reduce la secreción de estas hormonas del crecimiento, eliminando de este modo la ganancia muscular que quieres conseguir.

Varios estudios han confirmado que el consumo controlado de bebidas alcohólicas no tiene porqué afectar al proceso de reparación y crecimiento muscular.

Pero tenemos unos límites que no deberemos sobrepasar. Estos límites son de 10-12 gramos de etanol en mujeres y de 20-24 gramos en hombres, lo que equivale a 1-2 cervezas respectivamente.

Al menos algo podremos tomar, pero una copa tiene más etanol que dos cervezas, así que no estaría aconsejado después de la actividad física.

Última actualización: 27/05/2014 a las 22:00

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo