Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Es saludable comer alimentos en lata o en conserva?

Latas y conservas

Una de las grandes pegas que tienen muchos alimentos es su caducidad. Si no se consumen en el período de tiempo establecido pueden estropearse, y una de las formas de evitar que esto ocurra es mantenerlos en conserva. En estos casos, el alimento se somete a un proceso de esterilización, a una temperatura de más de 100 grados, pero ¿sigue siendo saludable y mantiene todas sus propiedades?

Sal y calorías

Realmente comer alimentos en conserva no tiene por qué ser poco saludable, y sigue habiendo una buena calidad alimenticia. Lo que sí es cierto es que se sufre una pérdida vitamínica que hace más recomendables los alimentos frescos, aunque no pasa nada por recurrir a las conservas de vez en cuando. Otro dato a tener en cuenta, que es muy importante, es el tipo específico de conserva. La mayoría de ellas tienen gran cantidad de sal, y algunas (especialmente las del pescado) son ricas en purinas. Esto hace que deban ser evitadas en muchos casos de hipertensión o ácido úrico alto.

Si seguimos hablando específicamente, otro tipo de conserva poco recomendable es el de las verduras, pues son más saludables si están cocidas y conservadas sólo con agua y sal. En otros casos, a menudo aparecen condimentadas con salsas más calóricas y ricas en grasas poco saludables. Además de esto, el proceso de esterilización puede acabar deteriorando su olor, textura y color, así como sus propiedades nutricionales al perder vitaminas y antioxidantes.

Atún conserva

Por otra parte, tenemos las que se hacen en aceite de oliva, siempre más recomendables que las elaboradas con otros aceites (girasol o soja, por ejemplo), pues ofrece mejores propiedades cardiosaludables y son ricas en ácido oleico. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este tipo de conservas en aceite son más calóricas en general, por lo que si se sigue una dieta baja en grasas es preferible elegir la versión “al natural”, con reducciones desde las 210 calorías hasta las 150 en el caso de estos dos tipos de atún en lata.

Por último, comentar que aunque su fecha de caducidad suele ser lejana, también debe ser controlada. Además de esto, hay cosas que deberían alertarnos, cuando la lata esté abombada puede haber bacterias muy tóxicas, o si el envase está abollado puede haber algún agujero que permita la contaminación. Tampoco deben consumirse cuando veamos espuma al abrirlas.

Última actualización: 14 de May, 2014

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo