Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Testosterona ejercicio

La testosterona es una hormona sexual masculina que juega un papel determinante en la vida y el desarrollo de los seres humanos, especialmente para los hombres pero también en mujeres, y tiene además una relación directa con el desempeño deportivo. Quizá al nombrarla te vengan a la cabeza factores negativos que se le han atribuido, asociándose habitualmente al consumo de anabolizantes o la violencia, pero es posible estimular su producción de forma natural para aprovechar sus beneficios.

Además, hay que saber que las investigaciones realizadas parecen demostrar que no hay relación entre comportamientos indeseables y niveles de testosterona altos, sino que este tipo de conducta viene más de la personalidad de cada uno. Sin embargo, la testosterona sí va asociada a otros rasgos más deseables, como el incremento de la masa muscular, mayores niveles de energía, disminución del riesgo de osteoporosis, mejor administración de insulina o aumento de la libido.

Aprovechando los beneficios

En el otro lado, tenemos que unos bajos niveles de testosterona pueden producir falta de confianza, depresión, dificultad para dormir, bajos niveles de energía, pérdida de deseo sexual o tendencia a acumular grasa. A la hora de aumentarla de forma natural (sin fármacos ni peligro), existen muchos factores a tener en cuenta:

Testosterona natural musculatura

  • Evitar el exceso de peso: estar delgado y musculoso aumenta el nivel de testosterona en el organismo, mientras que a mayor grasa menos testosterona. Eso sí, no hay que eliminar las grasas saludables como el aceite de oliva, las nueces o el pescado azul, pues mantendremos niveles adecuados de colesterol y estimularemos el desarrollo de la testosterona.

  • Evitar el alcohol: el alcohol tiene un impacto negativo en los niveles de testosterona, además de facilitar la acumulación de grasa. Este efecto es especialmente notorio a largo plazo, por lo que aunque a día de hoy no notemos especialmente sus efectos, podemos acabar haciéndolo si no lo limitamos.

  • Dormir lo suficiente: dormir ocho horas al día, y si se puede incluir luego una siesta, es una medida muy recomendable para aumentar los niveles de testosterona naturalmente, pues hay estudios que demuestran que bajando a cinco horas de sueño se reducen entre un diez y un quince por ciento.

  • Limitar los hidratos de carbono simples: inmediatamente después de una comida rica en carbohidratos se produce una caída temporal de la testosterona, por lo que no es recomendable incluirlos en exceso.

  • Entrenando duro: entrenar con grandes pesos, y ejercicios complejos como el press de banca, las sentadillas, el peso muerto o las dominadas es muy recomendable. Con ejercicios de larga duración, por el contrario, los niveles de testosterona pueden bajar.

Por último, no hay que olvidar que el estrés es muy poco recomendable, pues sus altos niveles aumentan el cortisol, y cuando el cortisol es alto, la testosterona es baja. Si conseguimos mantener altos los niveles de testosterona, mejoraremos nuestros resultados deportivos, y estéticamente tendremos tendencia a acumular menos grasa y más masa muscular.

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo