Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Qué te conviene beber para no deshidratarte con el calor

Zumo hidratación

Ahora que empieza a llegar de nuevo el calor y el verano, eliminamos agua con solo respirar. Para seguir funcionando correctamente, el organismo nos pide que le devolvamos el líquido perdido, pero no todos los tipos de bebidas son recomendables para compensar o evitar esta deshidratación.

Además, hay que tener en cuenta que es preferible no esperar a tener sed para beber, por lo que saber bien lo que debemos hacer puede ahorrarnos problemas por no entender correctamente las señales que nos da nuestro cuerpo.

Quizá te sorprenda, pero a veces se puede confundir la sed con el hambre, y acabes picando algo cuando en realidad tu cuerpo necesita líquido.

Esto junta no evitar la deshidratación y comer cuando no es necesario en un mismo error, por lo que más vale que tengamos muy claros los pasos a seguir, cantidades incluidas, incluso antes de que nuestro organismo nos avise.

Además, a medida que pasan los años se va perdiendo poco a poco esa capacidad de sentir sed, como señal que se envía al cerebro, por lo que en muchas ocasiones ni siquiera seremos conscientes de que nos estamos deshidratando.

Qué debo tomar

El color de la orina es un indicador muy claro de si estamos bebiendo suficiente líquido, y cuanto más oscura más agua necesita el cuerpo.

La mejor solución es asegurarse de tomar unos 2,5 litros de líquido durante el día, pero no todo sirve, ni afecta a la salud de la misma forma:

  • Agua e infusiones: lo que debe ser más común, pues permiten recuperar los minerales perdidos, no aportan calorías y ayudan a depurar el organismo.

    Como ideal hablaríamos de unos nueve vasos diarios.

  • Zumos: contienen agua, vitaminas y minerales, pero son preferibles naturales. Si son industriales, mejor no superar el vaso diario.

  • Bebidas lácteas: como recomendación, podrían beberse hasta dos vasos diarios, aunque le leche debe ser preferiblemente desnatada.

  • Isotónicas: no debe ingerirse más de un vaso diario, y cuando no se hace deporte mejor que su consumo no sea demasiado habitual.

Cerveza sin alcohol

  • Alcohol: no recomendado porque puede acelerar los procesos de deshidratación. Si vas a tomar cerveza, mejor sin alcohol, especialmente después de realizar ejercicio.

  • Bebidas azucaradas: la enorme cantidad de azúcar que contienen las hace poco recomendables.

    No se debe pasar del vaso diario, ni siquiera un bote completo. Con las versiones light, aunque podemos ser un poco más flexibles, tampoco debemos olvidar que contienen edulcorantes.

Por tanto, se pueden establecer combinaciones de los distintos tipos de bebida para llegar al total equivalente a nueve vasos de agua (manteniendo un mínimo de tres vasos de esta última).

No olvides que mantenerse hidratado es muy importante, y con el calor (más aún si se practica ejercicio) se pierden mayores cantidades de agua que debemos recuperar con los tipos de líquido recomendables para ello.

Última actualización: 16/05/2014 a las 10:00

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo