Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Puede influir el calor en el dolor de cabeza?

Dolor de cabeza

Los dolores de cabeza pueden llegar a ser algo muy molesto, y a veces incluso incapacitante. Cuando dichos dolores se convierten en algo frecuente, la persona que los padece suele ir acotando las posibles causas hasta dar con el factor desencadenante, pues puede variar entre unos y otros.

Una creencia muy extendida es que el tiempo y, en especial, el calor, influyen de manera determinante y pueden provocar este tipo de molestias, pero ¿esto es así o es una simple percepción sin fundamento?

La migraña y la cefalea tensional son los dos tipos de dolor de cabeza más habituales. Mientras la migraña lidera el número de visitas al médico por ser bastante molesta e impedir la realización de otras actividades, la cefalea tensional es la más común, y se trata de esa sensación de opresión en la cabeza y cuello que puede sufrir cualquiera ante una situación de nervios, aunque hay medios para prevenirla.

En una migraña, no hay un único desencadenante, sino que puede afectar la genética, el estrés o los alimentos, entre otros, por lo que es cada individuo el que debe intentar encontrar la causa a través de la experiencia.

Calor y dolor de cabeza

Calor cefalea migraña

Como decía, es una creencia bastante extendida que el calor es, cuando menos, un factor de riesgo que puede servir de desencadenante para los dolores.

Hay varias investigaciones al respecto, pero parecen no aclarar completamente el tema. Según algunos doctores de la Unidad de Cefaleas del Servicio de Neurología de USP Institut Universitari Dexeus, actualmente no hay evidencias que confirmen que el calor por sí solo pueda precipitar en ataques de migraña.

Sin embargo, otros estudios realizados en Estados Unidos sí señalan haber encontrado factores que vinculan a las condiciones climáticas con la posibilidad de sufrir migrañas.

Parece ser que las personas reaccionan ante una combinación de alta o baja temperatura y humedad, por lo que el tiempo, o los cambios climatológicos si son bruscos, pueden influir en las migrañas.

En cualquier caso, conviene cuidarse mucho en las situaciones o en las salidas cuando haga mucho calor o esté lloviendo, así como en los pasos del nivel del mar a la montaña.

Otros factores desencadenantes que deben ser evitados son el trasnochar o el consumo excesivo de alcohol. La actividad física bajo el sol intenso también puede tener consecuencias negativas.

Última actualización: 23/05/2014 a las 10:00

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo