Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

El calor y el verano pueden ser una trampa para los diabéticos

Control azúcar diabetes

Va llegando el calor, y el verano cada vez está más cerca. En caso de ser diabético, esta es una época en la que hay que llevar especial cuidado porque el calor aumenta el riesgo de sufrir una hipoglucemia, pero no sólo eso.

Llevar un estilo de vida ordenado es uno de los principales aliados en el control de la diabetes, pero si se cogen vacaciones, por ejemplo, esto no va a ser siempre tan fácil.

Si se desordenan los horarios de comidas y se suman los trastornos que puede provocar el calor tenemos una mezcla que hace probable que el azúcar se descompense.

Lo más importante en estos casos es precisamente la previsión, así como extremar las medidas de autocontrol para ver las necesidades de insulina y si hay que modificar los horarios de las tomas.

Se trata de controlar el nivel de glucemia de forma más frecuente para poder ajustar debidamente el tratamiento.

No hay que olvidar llevar el típico zumo encima por si se pasaran varias horas sin comer, y siempre es importante incluir hidratos de carbono a las comidas, y frutas y hortalizas para recuperar los minerales perdidos con el sudor.

Otros factores a tener en cuenta son:

Diabetes insulina

  • Controlar la temperatura de la casa: como la insulina pierde sus propiedades si está por encima de 25 grados, es necesario controlar que el sitio donde esté siendo conservada no supere estos valores.

    Si es necesario, podría introducirse en el frigorífico y sacarse unos minutos antes de su uso. Tampoco conviene que reciba luz solar directa.

  • Informe médico en los viajes: conviene llevar un informe médico en inglés si se viaja al extranjero, así como aprender unas frases básicas de la lengua del país al que se vaya, como “soy diabético”.

    Si el viaje es en avión, se puede llevar en el equipaje de mano la dosis necesaria para la ida, estancia y vuelta, aunque debe presentarse por separado en los controles.

Por último, y de nuevo relacionado con el calor, hay que tener en cuenta que la diabetes causa cierta pérdida de sensibilidad en los pies, por lo que se debe llevar un cuidado especial y calzado adecuado en caso de que se vaya a la playa, por ejemplo, para evitar quemaduras.

Última actualización: 20/05/2014 a las 12:00

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo