Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Ejercicios rotacionales: ejemplos y beneficios

ejercicios rotacionales Si hablamos de tipos de ejercicios para la musculación se nos ocurren una infinidad de ellos destinados a distintos grupos musculares. Sin embargo al proponer ejercicios destinados a entrenar movimientos y no músculos concretos la variedad se reduce considerablemente. En este último grupo podemos incluir el entrenamiento rotacional. Se podría clasificar como una transición entre el trabajo convencional de fuerza, con movimientos unidireccionales, y el entrenamiento funcional, con beneficios de estabilidad, entre otros muchos. Profundizamos en este modelo de ejercicios con rotación para que los practiques sin ningún tipo de problema.

Beneficios

Knott y Voss son los precursores en los años 50 de este tipo de ejercicios a partir de su aporte metodológico sobre la FNP, también conocida como facilitación neuromuscular propioceptiva. Aunque este modelo sea aplicado principalmente al ámbito de los estiramientos musculares, también puede asociarse al entrenamiento rotacional. Los beneficios son evidentes por distintas razones, entre ellos cabe destacar:

  • Ejercicios en los tres planos del movimiento. Esta característica es opuesta a los clásicos ejercicios de máquinas y pesas. Se trabaja en los tres planos, cuyos efectos incidirán de forma positiva en nuestro día a día.

  • Combina en un solo ejercicio movimientos de flexión, extensión y rotación.

  • Posibilidad de incorporar estos ejercicios como preludio del entrenamiento funcional.

  • Refuerzo del core, tanto en la parte dorsal como ventral.

Ejercicios e indicaciones

Lo más importante que debes tener presente en todo momento es que tu objetivo no es crear la propia rotación del ejercicio, sino mantener estable el tronco ante la resistencia de las poleas. Por tanto, deberás evitar que tu tronco se flexione o se extienda durante la ejecución del movimiento.

También tienes que pensar que el movimiento de rotación se produce en el pectoral y no en la zona lumbar. La razón de este indicación reside en los grados de rotación de las vértebras lumbares, por lo que no debe centrarse el movimiento en dicha zona. Aún así refuerza tu columna con ejercicios para la parte lumbar.

El ejercicio rotacional más característico es el press Pallof para desarrollar tus abdominales. A continuación os dejamos un par de vídeos donde podrás observar algunos ejemplos, también con otro tipo de materiales aparte de las poleas como el balón medicinal o la barra.

Es importante que te ejercites tocando diversos ámbitos de entrenamiento para que haya transferencia positiva hacia tu calidad de vida. ¿Te atreves con este tipo de ejercicios?

Última actualización: 31 de May, 2014

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo