Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Chica estocada profunda con mancuernas

El Crossfit se está convirtiendo a pasos agigantados en una disciplina muy seguida a lo largo y ancho del mundo. Hace poco conocíamos que la gente que practicaba Crossfit no estaban exentos de sufrir alguna que otra lesión, y por ello hoy os traemos algunos de los errores más comunes que pueden llevar a los principiantes en este tipo de entrenamientos a padecer alguna de aquellas lesiones.

Intensidad por encima de las posibilidades

El Crossfit es una clase de trabajo corporal que exige de una gran forma física. Pero como decíamos, hombres y mujeres de cualquier edad pueden practicarlo, aunque siempre poniendo algunos límites. No todo el mundo puede levantar una rueda de tractor, a esas personas se les adapta el ejercicio poniéndole una rueda de menor peso, así de fácil. O las famosas cuerdas de batalla, con las que conseguíamos grandes beneficios, serán utilizadas a una intensidad y velocidad menor.

Chico empujando una rueda de tractor

Movimientos incompletos

Los ejercicios que vamos a realizar en Crossfit deben ejecutarse con la mejor técnica posible, según las limitaciones físicas de cada persona, claro. Con todo trabajo de alta intensidad, se exige al cliente que mantenga siempre un alto ritmo y velocidad en sus ejercicios, sin embargo es lógico que cuando el cuerpo no puede tirar más, el ritmo disminuye brutalmente y los movimientos pierden la técnica que habíamos aplicado correctamente al inicio. Así que lo aconsejable es controlar los ritmos desde el inicio.

Mucho peso para ti

En Crossfit vamos a encontrarnos con ejercicios en los que deberemos levantar pesos, ya sea la rueda de tractor, cargadas con barra, sentadillas con barra, kettlebells, etc. Por ello tenemos que familiarizarnos con los pesos que nosotros somos capaces de levantar y poder trabajar de forma más segura y a gusto. Si cogemos más peso del que podemos tirar, solo conseguiremos trabajar bien un par de series, pero el resto de ellas lo haremos de manera incorrecta y lesiva.

Chica derrotada de las kettlebells

Mal calentamiento

Como en toda actividad física, en el Crossfit el calentamiento es una de las partes más importantes. Con unos músculos fríos, unas articulaciones estáticas y un ritmo cardíaco demasiado bajo, comenzar una sesión de Crossfit puede llegar a ser muy lesivo y perjudicial para nuestro cuerpo, a nivel físico y mental. Lo recomendado es realizar ejercicios de calentamiento adaptados a los propios que vayamos a hacer en la sesión principal, para que así haya esa transferencia adecuada entre calentamiento y sesión.

Estiramos mal

Los estiramiento fundamentales los sabemos todos, pero en esta ocasión deberemos utilizar los que más adaptados estén al ejercicio posterior y previo, ya que deberemos realizarlos al inicio y final de la sesión. Estirar un músculo al final de la actividad desgarrará un poco algunas fibras musculares trabajadas y con la ayuda de las proteínas, esas fibras se reconstruirán aumentando el volumen y creando enlaces entre fibras aún más fuertes de los que ya teníamos previo al ejercicio.

Barras y pesos

Como sabéis esta disciplina aterrizó en nuestro país hace pocos años y ahora está pegando fuerte. Sin embargo aún no sabemos si puede llegar a ser perjudicial o beneficiosa del todo hasta que no pasen unos años más y sepamos los efectos positivos y negativos que tenga sobre nuestro cuerpo. Por el momento, lo mejor será entrenar un poco con algunos ejercicios para preparar nuestro cuerpo a una sesión de Crossfit.

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo