Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Entrenar con ejercicios isométricos o levantamiento de pesas

Isométricos

Cuando se busca mejorar físicamente, tener ganancias de masa muscular o se practica ejercicio en general, lo normal es que, si se toma lo suficientemente en serio, se busque el método más eficiente para conseguir progresos, es decir, el que nos permita avanzar más en menos tiempo.

El levantamiento de pesas es probablemente el método más conocido de entrenamiento en cualquier gimnasio, con infinidad de variantes en sí mismo, pero no es el único.

Los ejercicios isométricos, de los que ya comentamos algunas cosas hace tiempo, suelen ser los grandes desconocidos, pero pueden ser muy útiles en ciertos sentidos.

Los isométricos son ejercicios estáticos que implican mantener una posición fija o resistir ante una carga o peso inmóvil.

Al contrario de lo que algunos puedan pensar, son perfectamente válidos para conseguir ganancias musculares, pero para ello debemos usarlos de forma adecuada.

Aunque mantener ciertas posturas o aguantar pesos en cierta medida acabará desarrollando la musculatura, hay otros isométricos más activos que requieren que nosotros ejerzamos fuerza (no sólo aguantemos o mantengamos), haciendo que el músculo se fatigue en mayor medida aun no habiendo desplazamiento.

Un ejemplo de ejercicio isométrico activo sería añadir tensión a uno que en principio era pasivo, como ejercer fuerza con las piernas cuando estamos manteniendo la postura en la parte baja de una sentadilla apoyando la espalda en la pared.

Esto implicará mayor activación muscular por las contracciones que se producen en esta parte del cuerpo, lo cual, usado adecuadamente, acabará generando también ganancias de fuerza.

Eso sí, este tipo de ejercicio va más orientado a desarrollar la fuerza de los tendones que la propia fuerza muscular, lo cual los convierte en ideales para prevenir o recuperar más rápidamente ciertas lesiones.

En resumen, podemos decir que los ejercicios isométricos no son mejores que los concéntricos como el levantamiento de pesas, pero tampoco peores, sino que tienen objetivos algo diferentes y se complementan muy bien.

Aunque los isométricos aportan muchas cosas que no vemos en los levantamientos, estos últimos presentan también ventajas, e implican un movimiento que aporta desarrollo muscular y neurológico, y una gran importancia de la técnica, así que lo preferible es conocer bien ambos y aprovecharlos lo máximo posible.

Última actualización: 24/05/2014 a las 10:00

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo