Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Qué orden debo seguir en mi rutina de ejercicios?

Orden ejercicios

Algo que toda persona que acude al gimnasio (o realiza un entrenamiento variado cualquiera), debería plantearse, es el orden en que debe llevar a cabo los ejercicios. Por lo tanto, podemos decir que hace una diferencia tanto el realizar el anaeróbico antes o después que el aeróbico, como el saber elegir cuándo realizamos los distintos ejercicios dentro de una rutina de pesas. Hacer las cosas correctamente no sólo implicará un buen progreso y efectivo, sino también uno más rápido y eficiente.

A la hora de configurar una rutina, deben tenerse en cuenta los siguientes puntos:

  • Ejercicios de alta velocidad al principio: todos los ejercicios que se realicen con resistencias bajas pero con velocidad, como saltos o ejercicios de potencia, deben hacerse al principio de la sesión. En este apartado también incluiríamos la pliometría por buscar una transición lo más corta o rápida posible. Existirían casos de personas que entrenando fuerza quedarían al margen de esta recomendación, pero no es lo habitual.

Press banca multiarticular

  • Ejercicios complejos primero: los ejercicios con un alto protagonismo del sistema nervioso, o complejos técnicamente y que requieran alta concentración, (siendo lo primero más importante a la hora de ordenar que lo segundo), deben hacerse antes que los más específicos. Aunque esto es aplicable a muchos más tipos de ejercicio, si conoces alguna rutina verás que los multiarticulares como el press de banca nunca se colocan después de otros más concretos como las aperturas. Las sentadillas, el peso muerto o las dominadas son otros ejemplos de ejercicios complejos.

  • Los ejercicios moroarticulares después: si entrenamos un músculo para empezar y lo cansamos, y luego ese mismo músculo es necesario en otro ejercicio más complejo que también implique otros, no vamos a rendir al máximo nivel sino que lo haremos al del músculo más fatigado.

  • Si se quiere priorizar en algo, anteponerlo al resto: por esa misma regla, rendiremos más en lo primero que realicemos, y si nuestros intereses son muy concretos hacia una zona podemos ejercitarla primero para enfatizar en ella. Esto también es aplicable al ejercicio aeróbico, que en general es preferible realizarlo después que el anaeróbico porque no se ve demasiado afectado, pero si nuestra mayor prioridad es el aeróbico sí puede convenirnos anteponerlo al otro.

El orden es además muy importante para prevenir lesiones y garantizar la estabilidad en los movimientos. Si fatigamos los músculos estabilizadores y después realizamos un ejercicio complejo, éste puede verse comprometido, al igual que nuestro cuerpo, aumentando el riesgo de lesión. Si sabes elegir el orden correcto, avanzarás mejor, antes y de forma más segura.

Última actualización: 1 de May, 2014

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo