Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Prevenir la tendinitis en el hombro con sencillos ejercicios

Tendinitis hombro

Los tendones son unas estructuras fibrosas que unen la última parte de un músculo con el hueso. Sin embargo, es posible que determinados movimientos repetitivos lleguen a inflamarlos, produciendo dolor o molestias. Este tipo de problema es conocido como tendinitis, y esos movimientos repetitivos que los producen pueden ser cosas tan simples como limpiar o cualquier actividad de la vida cotidiana, aunque también son muy comunes al realizar determinados ejercicios en el gimnasio.

Por otra parte, otras cosas como golpes o movimientos bruscos pueden ser la causa, e incluso por calcificación (depósito de calcio) puede producirse una inflamación que suele acabar generando dolor. Las tendinitis resultan habituales en codos, rodillas, ciertas partes del tobillo y, en gran medida, en los hombros.

Ejercicios para conseguir movilidad

Curar tendinitis

Si estás empezando a sentir molestias o dolor, y en este caso nos centramos principalmente en los hombros, deberías tomar medidas. Si al hacer movimientos que ponen en tensión los tendones, como podría ser mover o elevar los brazos, notas este tipo de incomodidad, es muy conveniente que realices ciertos ejercicios para ganar movilidad en las articulaciones. Algunos ejemplos simples pero recomendables pueden ser:

  • Estirar usando un cojín: de pie, con las piernas ligeramente separadas, se pone un cojín bajo la axila de la zona de las molestias, entre el cuerpo y el brazo. Se trata de estirar el brazo intentando llevar la mano hacia el suelo, bajando el hombro suavemente. Se mantiene esta posición ocho segundos y se descansa otros ocho, hasta repetir unas diez veces el ejercicio.

  • Movimientos hacia atrás y adelante: se sostiene aproximadamente un kilo de peso (una bolsa rellena, por ejemplo) con el brazo en el que se sienten las molestias, y se apoya el otro en la mesa. Se inclina el cuerpo hacia adelante para que el brazo que soporta el peso se estire, para después moverlo ligeramente hacia atrás y hacia delante. Los hombros y el brazo deben estar relajados.

  • Balanceo de izquierda a derecha: parecido al ejercicio anterior, pero moviendo el brazo de izquierda a derecha, con el brazo delante del cuerpo. También pueden hacerse movimientos circulares en ambos sentidos.

Estos sencillos ejercicios de estiramiento pueden ser muy útiles para evitar molestias, o que éstas lleguen a mayores. Si empiezas a notar dolores en el hombro y piensas que pueden deberse a tendinitis, no dudes en ponerlos en práctica, deberás notar la diferencia.

Última actualización: 10 de mayo, 2014

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo