Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Roncar puede acabar generando problemas serios?

Roncar apnea

Roncar es un trastorno muy común, y es que se estima que al menos uno de cada cinco españoles lo padece. Además, la probabilidad aumenta con los años, habiéndose visto afectados por ello la mitad de los hombres mayores de cincuenta años.

Al ser un problema tan habitual, más de una vez no se le presta la atención necesaria más allá del ruido que producen, cuando en realidad roncar puede causar otros problemas que sí podrían ser más serios y afectar a la salud.

Apnea del sueño

Problema ronquidos

Los ronquidos son un síntoma grave si van unidos al síndrome de apnea obstructiva del sueño, que consiste en dejar de respirar mientras se duerme.

Podemos decir que se trata de apnea cuando hay episodios de más de diez segundos sin respirar y aparecen más de siete veces por hora.

Esto puede llegar a sumar 300 episodios cada noche. Cuando el volumen de los ronquidos sea muy fuerte, y no haya forma de detenerlos aun cambiando de postura, es conveniente ir al médico, y es que se calcula que el 90% de los casos de apnea no están diagnosticados.

Al margen de todo esto, existen muchas curiosidades y creencias (algunas verdaderas y otras no) alrededor de los ronquidos.

Una de ellas es que una persona que ronca quema más calorías, aunque también suele levantarse más hambrienta.

Otra cosa que hay que saber, como he dicho, es que la edad sí influye, ya que con los años la musculatura de las zonas implicadas en la respiración se va volviendo flácida, dificultando la respiración y favoreciendo el ronquido.

Por otra parte, el alcohol también es poco recomendable por deprimir el sistema nervioso central y relajar excesivamente los músculos, lo que puede agravar la apnea del sueño e incluso reducir la capacidad del cerebro para despertar de episodios de anoxia o falta de oxígeno.

Entre los problemas que puede causar, también debemos incluir el aumento del riesgo de padecer diabetes tipo 2, ya que la dificultad de acceso de oxígeno a los pulmones puede impedir la correcta asimilación de glucosa, según varios estudios.

La cirugía es una posible solución al problema, aunque no siempre es definitiva. Lo que siempre es recomendable es realizar ejercicios para la musculatura de la garganta, que harán que el trastorno mejore.

Un ejemplo sería inhalar en bocanadas cortas y expulsar el aire lentamente como si silbaras, lo cual debe hacerse varias veces al día.

Última actualización: 11/05/2014 a las 10:00

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo