La coordinación intramuscular e intermuscular en el deporte

COMPARTIR 0 TWITTEAR

coordinación intramuscular e intermuscular Todas las aptitudes manifestadas en una actividad física y en el deporte tienen una explicación fisiológica que rigen los métodos de entrenamiento más adecuados para trabajarlas. En el caso del entrenamiento de fuerza existen dos conceptos que deben entenderse para saber cómo actúa el trabajo sobre nuestras fibras: hablamos de la coordinación intramuscular y la coordinación intermuscular. Se engloba dentro de los mecanismos neuromusculares en la producción de la fuerza y debe distinguirse del concepto común de hipertrofia, siendo ésta el aumento en número o tamaño de las fibras musculares. Pasemos pues a analizar cada tipo de coordinación junto con las actividades que la demandan.

Coordinación intramuscular

Cuando una persona no entrenada ejerce tensión en un músculo es capaz de movilizar solamente el 60% de las fibras de ese músculo sin estar aprovechándolo al máximo. Por el contrario, un sujeto entrenado sí es capaz de movilizar más del 85% de fibra musculares correspondientes. La intramuscular es, por tanto, un tipo de coordinación que determina la capacidad de fuerza que somos capaces de aplicar. Normalmente estos entrenamientos superan una intensidad del 85% de la RM con movimientos rápidos. Destacan los esfuerzos concéntricos y excéntricos máximos de corta duración sin sobrepasar las 3 o 4 repeticiones.

entrenamiento fuerza

  • ¿Para qué sirve esta coordinación? El entrenamiento de la coordinación intramuscular genera efectos de crecimiento de la fuerza pero sin aumentar la sección del músculo, es decir, no se eleva el peso del deportista. Para actividades deportivas como el fútbol, donde el deportista tiene que desplazar su cuerpo lo más rápido posible, es importante que ese peso sea el mínimo ya sea de músculo o de grasa. Puede combinarse perfectamente con el entrenamiento en circuitos para mejorar la resistencia en el fútbol.

Coordinación intermuscular

En el lado opuesto, aunque altamente relacionado, encontramos el término coordinación intermuscular definida como la actividad armónica de los distintos grupos musculares que intervienen en un movimiento o gesto deportivo. Se puede atribuir a la técnica deportiva específica de la modalidad y su complejidad incrementa conforme aumenta la secuencia de las acciones típicas del deporte.

  • ¿Para qué sirve esta coordinación? Fundamentalmente para mejorar la coordinación gestual como se ha citado anteriormente. Su entrenamiento se basa en ejercicios con peso libre, siendo contraproducente aquellos movimientos guiados en máquinas. Además debe existir una transferencia hacia el deporte entrenado, por lo que será ideal combinarlo con ejercicios donde prevalezcan los movimientos que se repetirán en el entrenamiento técnico-táctico o competición. Se deberá imitar el tipo de contracción, ángulo articular, velocidad de trabajo, etc.

Si practicas o eres entrenador de algún deporte deberás tener bien presente estos dos conceptos a la hora de periodizar la temporada y la preparación física. Las adaptaciones musculares neurales definirán la eficacia y eficiencia de tus jugadores.

Archivado en Deportes, Fuerza, Hipertrofia, Músculos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion