Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

La deshidratación en el deporte afecta al ritmo cardíaco y al rendimiento

Deshidratación ritmo cardíaco rendimiento

Que mantener la correcta hidratación es importante es un hecho para cualquier persona. Sin embargo, a menudo hacemos especial hincapié en lo determinante que puede llegar a ser evitar la deshidratación en el deporte, y es que es mientras practicamos ejercicio cuando más agua se pierde por las elevadas temperaturas que alcanza el cuerpo, pero también cuando más estamos exigiendo a nuestro propio cuerpo. No parece una combinación que debamos pasar por alto, por lo que se han hecho muchos estudios científicos al respecto.

Deshidratación, rendimiento y frecuencia cardíaca

Concretamente, muchos de ellos se centraban en investigar los efectos la deshidratación o la euhidratación (contenido de agua corporal normal) en la frecuencia cardíaca, todo ello estrechamente relacionado con el calor. Y es que la frecuencia cardíaca puede en muchos aspectos considerarse un indicador de salud, y al mismo tiempo se ve afectada por condicionantes físicos y psicológicos (como el acondicionamiento y ejercicio físico o el estrés).

El ritmo cardíaco está muy relacionado con el estado del corazón, y al mismo tiempo con el bienestar de una persona, por lo que sin duda afectará al rendimiento del deportista. Pues bien, cuando perdemos agua durante el ejercicio, la propia viscosidad de la sangre se ve afectada, lo que acaba desembocando en incrementos de esa frecuencia cardíaca. Si a esto le sumamos el calor y el esfuerzo tendremos un corazón altamente solicitado, lo que además producirá un mayor impacto en el rendimiento, por lo que la deshidratación no debe tomarse a la ligera.

Es común por tanto, al margen de los posibles problemas de salud que puedan causar este tipo de situaciones, que un deportista se agote más pronto en una situación en la que la hidratación de su cuerpo no es adecuada y hace calor, pues la frecuencia cardíaca será mayor que en una situación parecida con otras condiciones. Para rendir adecuadamente, siempre es recomendable mantenerse hidratado antes, durante y después del ejercicio, reponiendo líquidos en su justa medida para evitar toda clase de problemas. También es muy buena idea estar atento a los indicadores sobre una posible deshidratación mientras entrenamos.

Última actualización: 20 de June, 2014

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo