Dos formas de entrenar mientras estás lesionado

COMPARTIR 0 TWITTEAR

ejercicios mientras estas lesionado No hay duda en que las lesiones son un trance desagradable para todo aquel que practica ejercicio físico regularmente. Provoca que disminuyamos nuestra frecuencia y que, en ocasiones, se pierda la motivación hacia la práctica. Mientras estás lesionado debes tener la voluntad de practicar otro tipo de ejercicios para no perder la forma ganada hasta el momento. Dos son las actividades que os proponemos: los ejercicios isométricos y la electroestimulación. Veamos cómo pueden influir positivamente estos métodos para ayudarte a mantener una línea óptima de bienestar físico.

Isométricos

Los ejercicios isométricos son aquellos capaces de generar tensión en el músculo sin que haya un movimiento articular, por lo que eliminamos el peligro de acentuar la lesión por ejercicios dinámicos con elevados esfuerzos mecánicos. Podemos trabajar, básicamente, a través de dos formas:

isometricos

  • Utilizando peso libre.

  • Incorporando carga para elevar la intensidad.

Dependerá de factores como el nivel de actividad física, objetivo del ejercicio, localización de la lesión, etc. Un ejemplo de ejercicio isométrico para corredores es la sentadilla sobre la pared, sin movimiento excéntrico ni concéntrico. Otro para fortalecer el tronco son las planchas isométricas o laterales. Son muchas las razones para incluir los isométricos en el entrenamiento de fuerza, pero también se obtendrán beneficios de todo tipo en situaciones adversas como lo son las lesiones.

Electroestimulación

electroestimulacion

Practicar ejercicio ya no requiere una actuación puramente activa, sino que últimamente se ha posicionado bastante arriba el nuevo concepto del electrofitness en nuestro país como forma de ejercicio pasivo. Esta modalidad también puede incorporar movimientos para optimizar el esfuerzo, lo cuál es ideal para deportistas lesionados ya que de este modo podremos activar otros músculos sin necesidad de que intervengan en el movimiento. Normalmente se trata de sesiones que duran alrededor de los 20 minutos, con un traje compuesto por electrodos colocados estratégicamente. Una ventaja más es su capacidad para regularse en función de la necesidad del lesionado, quién podrá determinar su intensidad según su grado de afectación.

Las lesiones no deben ser razón para cesar la actividad física, sino que únicamente se deberá buscar la forma de cambiar la planificación del entrenamiento durante esas semanas que estemos de baja. Recordemos, además, que una vez recuperados debemos ser cautos y seguir un proceso de readaptación deportiva a través de actividades como la natación. Te invitamos a participar contándonos cómo actúas durante una lesión.

Archivado en Deportes, Ejercicios, Electroestimulación, electrofitness, Fuerza, Lesiones, Recuperación
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs