Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Errores comunes que acaban en molestias en el hombro

Errores molestias hombro

El hombro es una de las partes del cuerpo con más propensión a las lesiones. Son muchos los errores que pueden acabar produciendo molestias en la articulación, los tendones o los ligamentos de la zona, pues esta parte del cuerpo tiene un gran rango de movimiento y flexibilidad, pero todo esto a cambio de una gran facilidad para que acabe sufriendo algún percance.

Esta probabilidad se acentúa cuando acudimos al gimnasio y empezamos a mover grandes pesos, pues el hombro está implicado en muchos ejercicios complejos y multiarticulares además de los específicos. Si conocemos los principales errores que pueden causar molestias en el hombro, reduciremos al mínimo las probabilidades de lesión:

  • Mal calentamiento: antes de realizar una sesión de pesas, es importante realizar un calentamiento adecuado, algo que no todo el mundo tiene en cuenta. Tras un suave trabajo aeróbico y movilización de las articulaciones, se debe hacer un calentamiento más específico de la zona que se vaya a entrenar, en este caso el hombro, antes de pasar a grandes exigencias.

  • Peso excesivo: puede parecer obvio, pero si cargamos demasiado peso forzaremos la zona, de forma que se resentirá nuestra técnica y las probabilidades de lesión aumentarán considerablemente.

  • No hacer un trabajo directo: aunque el hombro está implicado en muchos ejercicios, si no trabajamos específicamente los músculos del manguito rotador podemos acabar generando desequilibrios entre los grupos musculares que harán que los hombros (demasiado débiles) sufran.

  • Ejercicios por detrás de la nuca: aunque hay quien los realiza y no tiene nunca ningún problema, sí es verdad que el riesgo que implican es algo mayor, normalmente cuando la técnica no es del todo perfecta o se mueve peso excesivo.

  • Sobrecargas: cuando no se mide bien la exigencia en cuanto a frecuencia de entrenamiento, volumen de entrenamiento y recuperación, acabamos poniendo en riesgo el hombro. Para esto siempre ayuda variar adecuadamente los ejercicios realizados.

Además de esto, siempre podemos recurrir a ejercicios de estiramiento y relajación de la zona, especialmente indicados para la tendinitis. Si un ejercicio concreto te molesta especialmente, puede ser buena opción cambiarlo por uno de similares características, pues en estos casos a veces vale más rodear el problema que afrontarlo, por lo menos si nuestra técnica es correcta y aun así sentimos molestias.

Última actualización: 28 de June, 2014

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo