Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

running La experiencia es un grado y este precepto es también aplicable a las distintas modalidades de actividad física presentes en el fitness. El running es una de las más practicadas siendo más propensa a errores aunque la sensación sea la contraria. Un déficit técnico conlleva problemas sobre nuestra salud músculo-esquelética derivando en las lesiones más típicas de los corredores. Con el fin de evitar este hecho, daremos un repaso a los errores técnicos más clásicos del running.

Inclinación

Si te paras a mirar una carrera popular fíjate en la posición del cuerpo de algunos corredores. Muchos de ellos tienden a inclinar en exceso el cuerpo hacia adelante. Esta inclinación es óptima para la carrera pero al aplicar un exceso de grados estará perjudicandonos gravemente. Esta característica aumenta a medida que avanzamos en el kilometraje debido a la fatiga acumulada hasta el momento. Se tiende a sacar los glúteos hacia afuera y a arquear la espalda, todo lo contrario de lo recomendable. Dos son los problemas que se generan corriendo con una inclinación excesiva del cuerpo:

  • Peor eficiencia. Perdemos propulsión por un déficit de actuación de los flexores de la cadera, perdiendo a su vez propulsión en cada zancada.

  • Lesiones. Los desequilibrios generados aumentan el riesgo de lesión principalmente sobre caderas e isquiotibiales. También aumenta la carga en la espalda baja, favoreciendo el dolor lumbar.

Pies abiertos

errores running

Otra tendencia que se suele dar especialmente en los corredores que están empezando es correr con uno o ambos pies abiertos hacia afuera. La causa es una rotación excesiva a lo largo de todo el miembro inferior, tanto en la rodilla como en la cadera y el tobillo. La consecuencia más directa es un aumento de la tensión en las articulaciones correspondientes pudiendo derivar en problemas de ligamentos o esquinces severos. Observa la dirección de tus pies para corregir este error lo antes posible ya que, como cualquier otro error, afectará a tu eficiencia de carrera, rendimiento y salud.

Dar saltos

errores salir a correr

En cada paso que damos el conjunto de fuerzas aplicadas en nuestro talón tienen como objetivo avanzar hacia adelante. La magnitud y dirección de estas fuerzas se ve afectada si corremos dando pequeños saltos en lugar de avanzar en el plano horizontal. Las articulaciones encargadas de absorver el impacto generado verán incrementado su trabajo en consonancia con un aumento del riesgo de lesión. Hay que aprender a cuidar las articulaciones para que sigan cumpliendo con su función protectora. Mejora tu técnica y lo estarás consiguiendo.

Zancada demasiado larga

No por dar pasos más largos correrás más, sino todo lo contrario. Al alargar la zancada en exceso nuestros músculos tendrán que trabajar el doble para frenar cada paso y retomar la posición hacia el siguiente. No existe una longitud de zancada óptima ya que depende de cada individuo. Debes considerar que te encuentres cómodo con cada paso para alargar el esfuerzo lo máximo posible.

Estos han sido los errores más frecuentes de la técnica de carrera. Ahora que los sabes está en tu mano identificarlos y poner medios para que no ocurran.

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo