Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Es realmente necesario usar cinturón durante el entrenamiento?

Necesario cinturón

Tal vez lo uses para todos los ejercicios, o quizá ni siquiera lo hayas visto usar a otros. El uso del cinturón como complemento al entrenamiento es algo que, dependiendo del gimnasio al que acudamos, será más habitual de ver o menos, pero es especialmente importante que conozcamos su función, mucho más si sufrimos molestias en la zona lumbar o movemos pesos elevados en determinados ejercicios.

Porque sí hay algo claro, el cinturón de entrenamiento puede ser útil en ciertos casos y protege la espalda baja, pero ¿es necesario para todos los ejercicios? La respuesta es que no, que sólo es necesario cuando por el tipo de ejercicio y las cargas que estemos moviendo se ponga en riesgo de lesión la zona lumbar, aunque con una técnica suficientemente buena hay quien defiende que esto no pasará nunca. Como he dicho, además esto no siempre se cumple, y a veces es difícil ver a alguien usando el cinturón, mientras que en otras ocasiones será un complemento permanente del entrenamiento, siendo ambas opciones poco recomendables.

Cuando el cinturón se usa en todo momento, el problema que tenemos es que, para ciertos ejercicios, se anula la intervención del core, y no tomarán parte por tanto los músculos abdominales ni el cinturón lumbar natural en el ejercicio. Es recomendable usarlo en ejercicios que demandan ciertas posiciones de equilibrio de la zona lumbar para mover grandes pesos, pero no cuando se apoye esta parte del cuerpo en el banco, por ejemplo, porque crearíamos una dependencia e impediríamos como he dicho el fortalecimiento del core.

Cinturón entrenamiento

El cinturón produce una contracción intra-abdominal que ayuda a mover cargas importantes con seguridad y sin riesgo de desequilibrios en el conjunto óseo músculo-articular, especialmente en ejercicios como las sentadillas o el peso muerto. Estos son los casos más habituales en los que se usa, pero no hay que caer en el error de empezar a cargar pesos superiores a los que podemos manejar simplemente por llevarlo (y hay más gente de lo que puede parecer que lo hace).

Mi consejo es que se trabaje mucho la técnica con los pesos adecuados, que evitemos que la zona lumbar se vuelva vaga, y cuando llegue el momento usemos el cinturón si es necesario, pero no como algo rutinario, sino como complemento esporádico del entrenamiento. También puede ser buena idea fortalecer específicamente la zona lumbar, haciendo que no tenga que sufrir tanto en los ejercicios complejos, pero hay que ver muy bien cómo deben complementarse.

Última actualización: 30 de June, 2014

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo