Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿En qué puede perjudicarnos dormir poco o mal?

Dormir poco o mal

Muchas preocupaciones, mucho estrés y poco tiempo libre. Todos estos son factores comunes en mucha gente a día de hoy, y a menudo afectan al sueño. Al fin y al cabo, el cuerpo no tiene un botón para dormir, y todo lo que hagamos durante el día puede acabar afectando a nuestro sueño, tanto en horas como en calidad. Sin embargo, dormir no es sólo un placer, también es una necesidad, y puede acabar afectando negativamente a la salud si no se trata como tal.

Sueño y salud

Según los estudios, dormir menos de siete horas diarias aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, como producirnos un infarto (de miocardio o también cerebral). Pero no sólo esto, sino que algo aparentemente tan simple como dormir menos de lo debido puede provocar también trastornos muy negativos como la hipertensión, la ansiedad, problemas metabólicos de obesidad y sobrepeso, estrés y, por supuesto, fatiga diurna. Nuestra concentración y rendimiento se verán sin duda afectados al día siguiente, por lo que no es sólo un problema de que cueste más o menos levantarse.

La falta de sueño está ligada a la hiperactivación del sistema nervioso simpático, a la intolerancia a la glucosa e incluso a los desequilibrios hormonales, pudiendo interferir en la sensación de apetito y saciedad. Además, favorece la elevación de la concentración de cortisol en el cuerpo, todos ellos factores que pueden acabar desencadenando incluso en sobrepeso u obesidad, además de los anteriores problemas que comentaba.

Si sumamos ese sobrepeso con trastornos respiratorios durante el sueño (apneas), tenemos una mayor probabilidad de sufrir ese conjunto de cosas conocido como “síndrome metabólico” (resistencia insulínica, dislipemia e hipertensión).

Otra de las consecuencias es el aumento de la tensión, pues las interrupciones del sueño conducen a una variabilidad de la frecuencia cardíaca por alteraciones diversas, especialmente cuando se produce una privación crónica del sueño. Desde luego, son muchas y a menudo bastante graves las consecuencias de no dormir lo suficiente o que la calidad del sueño no sea óptima, en especial cuando esto se conjunta con otros factores de riesgo. Si te lo estabas tomando a la ligera por desconocimiento, cambia tus hábitos, pues es vital para tener buena salud.

Última actualización: 23 de junio, 2014

Pablo Pérez Grau

Foto Pablo Pérez Grau

Arquitecto recién licenciado. Amante del deporte en todas las formas posibles y casi obsesionado con la alimentación sana. Loco por la tecnología y por cualquier objeto trasteable.

Sigue leyendo