Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

8 signos con los que sabes que estás sobreentrenando

Chico tras una sesión de peso libre

Muchas veces os hemos comentado que los excesos no son nada buenos, ni en lo que ingerimos ni en con la cantidad de entrenamiento que le exigimos a nuestro cuerpo.

Sobreentrenarse puede tener unas causas y unas consecuencias muy graves, y por ello queremos que conozcáis hoy aquellos signos que nos hacen notar en primicia si estamos en plena etapa de sobreesfuerzo.

Fallas repetidamente unos ejercicios no completando bien el entrenamiento

No estoy hablando de un fallo de ejecución leve como los que se suelen cometer todos los días. Algunas personas entrenan al fallo por norma, y esto está bien.

Yo hablo de fallos en el levantamiento de pesos que tú normalmente levantas bien, o por ejemplo, correr colina arriba con sprints y cansarte más que antes.

Vamos una regresión en tu entrenamiento. Si tú estás perdiendo fuerza y velocidad tu estamina se está deteriorando debido al ejercicio.

Probablemente estás entrenando de más.

Engordas poco a poco a pesar del ejercicio físico

Todo esto es acerca de las hormonas. A veces, entrenar demasiado puede en realidad causar el desgaste del músculo y generar depósito de grasa.

Tú estarás quemando calorías, probablemente más que antes, pero es predominantemente glucosa y glicógeno. Por lo que estaremos recibiendo menos magra.

El equilibrio hormonal se ha inclinado hacia un lado. El sobreentrenamiento y la testosterona han hecho que la cantidad de cortisol sea desigual.

De cualquier manera, un exceso de cortisol aumentará la resistencia a la insulina y la deposición de grasa, especialmente alrededor de la sección media.

¿Has estado trabajando como un loco sólo para ver una definición muscular muy leve? Probablemente has sobreentrenado.

Haces levantamientos, sprint o HIIT cada día

Chico cansado en banco Los X-Men posiblemente podrían levantar pesos, correr rápido, y participar en varias sesiones de HIIT casi todos los días de la semana y recuperarse de manera adecuada, sin sufrir efectos adversos. Lo más probable es, sin embargo, que no seamos un fenómeno genético con factor de curación como Lobezno. El rendimiento puede sufrir, la salud se deteriora, y todo lo que hemos trabajado para lograr una meta se verá comprometido. Muchos atletas profesionales pueden practicar durante varias horas en un día todos los días y ver resultados increíbles (especialmente si están usando sustancias para mejorar el rendimiento), pero no eres un profesional, ¿verdad?

Eres un atleta explosivo pero no puedes dormir

Cuando un corredor de velocidad sobreentrena, su sistema nervioso simpático lo domina por completo a él. Los síntomas incluyen hiperexcitabilidad, inquietud y una incapacidad para concentrarse (especialmente en el rendimiento deportivo), incluso en reposo o en su día libre.

El sueño es perturbado por lo general en los atletas sobreentrenados, la recuperación se ralentiza, y la frecuencia cardíaca en reposo se mantiene elevada.

En pocas palabras, el cuerpo está reaccionando a una situación de estrés crónica que aumenta los niveles de actividad del sistema simpático.

La mayoría de atletas que se sobreesfuerzan verán su sistema nervioso simpático afligido, simplemente porque se inclinan hacia la alta intensidad y la fuerza lateral.

Eres un atleta de resistencia y te sientes cansado e inútil

Demasiado entrenamiento de resistencia puede causar sobreentrenamiento simpático y parasimpático, lo cual se caracteriza por un incremento de la testosterona, el cortisol y debilitándonos física y mentalmente al fin y al cabo.

Además dejaremos de perder peso, si ese era nuestro propósito. Aunque tiendo a desaconsejar cualquier cantidad excesiva de entrenamiento de resistencia, la fatiga crónica sigue siendo un tema digno de estudio.

Chica exhausta en el suelo del gym

Te duelen articulaciones, huesos o extremidades

Estoy al tanto de las pruebas clínicas para identificar las lesiones por uso excesivo del entrenamiento, pero ¿no crees que el dolor en tu rodilla podría ser una indicación de que debes reconsiderar la forma en que ejercitas la rodilla? Podremos sufrir dolor en las extremidades de tipo DOMS (dolor muscular de aparición retardada) o podemos estar haciendo una mala técnica o de forma inadecuada.

Con respecto al entrenamiento de resistencia, si crujen, o mostramos una mueca de dolor a cada paso, y nos da miedo subir unas escaleras, puede ser que se nos hayan acabado las pilas.

El peligro aquí es que tu alta endorfina diaria ha anulado a sus receptores de dolor naturales. Probablemente deberíamos escucharlos con más intensidad.

De repente caes enfermo con frecuencia

Chica derrotada en los vestuarios Muchas cosas pueden comprometer tu sistema inmunitario: cambios en dietas, bajas vitaminas, poca luz del sol, hábitos nada buenos de sueño, estrés, etc. ¿Qué pasa si estamos comiendo bien, tomando un montón el sol y disfrutando de ocho horas de sueño cada noche? Una tos persistente aquí, un resfriado allá, un poco de congestión y dolor de cabeza. Tu sistema inmune puede estar sufriendo la tensión añadida de tu entrenamiento.

Es una trampa fácil en la que caer, simplemente porque a menudo es la progresión natural para muchos atletas consumados o aprendices que buscan incrementar su trabajo o mejorar su rendimiento: trabajar más, durante más tiempo.

Si han aumentado tus dolores de garganta y los estornudos de madrugada, podría indicar que tu sistema inmune está en niveles deficientes provocado por el exceso de entrenamiento.

Te sientes hecho polvo los días posteriores a un buen entrenamiento

Una vez que hayas cogido un ritmo adecuado de entrenamiento, uno de los mejores beneficios de éste es la sensación de bienestar que te queda.

¿Qué pasa si esta sensación nunca te llega? El ejercicio, por norma general, aumenta el estado de ánimo. Si estás sufriendo efectos negativos posteriores a tus entrenamientos, probablemente estés pasándote con el esfuerzo.

Una de las consecuencias de un sobreentrenamiento son las agujetas, por lo que debemos tener cuidado de no sufrir más agujetas en el futuro, lo que nos indicará una mejora en nuestra rutina semanal.

Última actualización: 16/06/2014 a las 01:41

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo