¿Por qué sudar no equivale a adelgazar?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

sudor y adelgazar La sudoración es un mecanismo natural del cuerpo que muchas veces se atribuye a la efectividad del entrenamiento, algo completamente falso. No por sudar más estaremos aumentando la capacidad de quemar calorías sino que únicamente se están dando más factores relacionados con los mecanismos de sudoración del organismo provocando pérdida de líquidos, no de grasa. El sudor esta compuesto primordialmente por agua, sal, minerales, urea, etc y es generado por las glándulas sudoríparas ecrinas. Su función principal es regular la temperatura corporal cuando se eleva en exceso a través del envío de señales procedentes del sistema nervioso central. Más concretamente dos estructuras que se encuentran en el cerebro y en la parte superior de la médula espinal.

Pérdida de líquidos no de grasa

En contra de lo que comúnmente se cree la sudoración no es sinónimo de pérdida de peso. Lo que se elimina durante el proceso son líquidos que se recuperan a lo largo del tiempo de recuperación después de un entrenamiento con una correcta hidratación. Diversos métodos aconsejan erroneamente la realización de actividad física y ejercicio con más ropa o con vestimentas poco transpirantes, lo que puede suponer un problema de salud grave para aquel que lo practica.

sudor e hidratacion

Las saunas son otro medio que suele utilizar la gente creyendo que por enfrentarse a más calor lograrán maximizar sus resultados de forma mágina. Todo lo contrario. La sauna es recomendable para aquellos que sufren retención de líquidos ya que a través del sudor eliminan ese exceso, pero las calorías o la grasa únicamente se queman con dos métodos tan clásicos como efectivos: dieta y ejercicio.

De forma contraria a este mito sí se puede perder peso sin sudar. Por ejemplo practicando largas caminatas o ejercicio suave prolongado se favorece la eliminación de los depósitos de grasa. Respecto a la hidratación, ésta es vital para el buen desarrollo de los mecanismos corporales ya que sirve como lubricante entre células y transportador de nutrientes necesarios para todo el sistema en conjunto. Descubre cómo mantenerte hidratado antes, durante y después de la actividad física.

Existen ciertos indicadores de la deshidratación durante el entrenamiento, conócelos para detectarlos a tiempo y evitar problemas mayores que mermen tu salud y rendimiento. Ahora que llega el verano practica ejercicio con ropa transpirable y así te tendrás que preocupar únicamente de cumplir con el trabajo planificado.

Archivado en Adelgazar, Calorías, Eliminación de líquidos, Grasas, Hidratación, Perdida de peso, Sudor
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (18)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs