Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Zumos o batidos, ¿cuál es más sano?

Vista cenital de 4 tipos de zumos y batidos

Mucha gente piensa que los zumos son más saludables que los batidos, pero esto viene por la creencia de que estos últimos deben llevar, irremediablemente leche en su receta para llamarse así. Sin embargo esto no es así, y hoy os vamos a enseñar las diferencias, ventajas y desventajas entre estas dos formas de hidratación y alimentación tan de moda en verano.

¿En qué se diferencian?

Pues es muy sencillo aunque no todos nos paramos a pensarlo. Los zumos están hechos desde la extracción del agua y la mayoría de las vitaminas y minerales de piezas enteras de frutas o verduras. Lo malo es que la fibra que ocupa la pulpa de esa fruta o verdura se queda fuera. Aunque podremos encontrar una gran variedad de zumos en el mercado y no todos tendrán los mismos beneficios.

Por su parte todo batido está formado por la propia fruta o verdura triturada, con la fibra incluida. Algunos le añaden un poco de leche para hacerlo más líquido, como en esta receta de batido de frutos rojos, aunque lo más saludable sería incluir agua mineral en la receta de su elaboración.

¿En qué quedamos?

Los defensores del zumo dicen que se puede lograr el máximo beneficio nutricional debido a que el cuerpo puede absorber los nutrientes mejor y proporciona un descanso muy necesario para el sistema digestivo al no tener que procesar la fibra (esto yo lo veo una tontería). Algunos también afirman que los jugos o zumos pueden reducir el riesgo de cáncer, pero no hay evidencia científica de esto.

Frutas y verduras batidas

En realidad, la fibra ayuda a la digestión y es la principal razón de que las frutas y los vegetales son buenos para el cuerpo. Necesitamos una cantidad aproximada de 30 gramos de fibra al día. Sin embargo, la mayoría de las personas sólo comen alrededor de dos terceras partes de la fibra que necesitan. Existe una fuerte evidencia de que la fibra se asocia con un riesgo reducido de enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2, obesidad y algunos tipos de cáncer.

Y para perder peso ¿funciona algo de esto?

Si estás pensando en perder unos kilos de más, el zumo va a ser tu gran aliado pero sigue leyendo y verás el porqué:

Como los zumos naturales están vacíos de la mayor parte de la fibra que se encuentra en las frutas, significa que el cuerpo absorbe la fructosa (azúcar de la fruta) más rápidamente. Esto puede causar niveles altos de azúcar en la sangre.

Las fluctuaciones rápidas de azúcar en sangre pueden resultar en fatiga, pérdida de peso rápida (muy probablemente de agua y músculo) y visión borrosa. Así que los zumos no se recomiendan para las personas con diabetes y menos para quien quiere perder peso saludablemente.

Aparte de esto, la fibra contribuye a una sensación de saciedad que ayuda a evitar que la gente coma en exceso, un culpable común del aumento de peso. Además, la idea de que nuestro cuerpo necesita ayuda para liberar las toxinas es falsa. El hígado y los riñones son buenos filtros para deshacerse de ellas, están diseñados para esa función.

Zumos de varias frutas

Los amantes de los batidos deben tener cuidado también. Está claro que proporcionan fibra, pero cuando se combina con productos lácteos, semillas de chía, muesli o proteína en polvo, podremos aumentar la ingesta calórica demasiado. Es más, algunos batidos comprados en tiendas pueden incluir azúcares ocultos provenientes de los concentrados de frutas en vez de la propia fruta entera natural.

El veredicto

Pero no van a ser todo pegas para ambos productos. Podemos decir abiertamente que las dos son una forma eficiente de consumir frutas y legumbres que tanto se necesitan. Lo mejor es integrarlos como parte de una dieta equilibrada de proteínas magras y granos enteros. Sin embargo cuando son llevados al extremo, no sólo dejan de servir como una cura mágica sino que también puede hacer más daño que bien.

Siempre es preferible masticar frutas y verduras enteras, pero si decides intentar una limpieza a base de zumos, o tal vez para romper los malos hábitos alimenticios, la elección de los zumos es una forma segura de reducir el contenido en calorías y azúcar. En cuanto a los batidos, todo depende de cómo se hagan. Elige el tamaño más pequeño de la porción y, si vas a comprar ya hecho, recuerda leer la etiqueta cuidadosamente.

Última actualización: 30 de June, 2014

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo