Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Cómo controlar las ganas de comer por estrés y ansiedad

Controlar la ansiedad

El estrés es uno de esos enemigos que nos acecha a diario y que causa un montón de problemas en nuestra salud. El ritmo de vida actual, para la mayoría de las personas, está lleno de contratiempos y de carreras que llegan a agobiarnos. Si no somos capaces de controlarlo, nuestro cuerpo generará ansiedad que podría terminar en unas ganas incontrolable de comer sin parar.

Cuando la ansiedad se presenta nos lleva por delante y no somos capaces de controlarlo. Por ese motivo tenemos que achacar el problema de raíz y desviar la atención cuando esta llama a nuestra puerta. A continuación os daremos algunos consejos que os ayudarán a controlar y disminuir vuestro estrés.

Hacer deporte

Personalmente lo tengo claro, cuando veo que el estrés está a punto de apoderarse de mí, el deporte es la mejor terapia que puedo aplicar en mi día a día. Además de ayudarte a despejar la mente y aliviar tensiones, liberará tu cuerpo de un montón de sustancias y endorfinas que afectan a tu carácter. Te ayudará a aplacar el estrés y las consecuencias derivadas del mismo como la ansiedad.

Alimentarse de forma correcta

Aunque pueda parecer evidente, controlar nuestra alimentación es totalmente necesario para que el estrés no ejerza en nosotros más presión de la que ya tenemos. Además de seguir una alimentación rica en frutas, verduras y baja en grasas; hay dos enemigos que debemos evitar a toda costa:

  • Azúcar – Su exceso en el organismo nunca será bueno, además de eso, si tenemos problemas de ansiedad que derivan del estrés aumentará nuestros niveles de glucosa y con ello la actividad y energía del cuerpo. Si padecemos ansiedad, estos aumentarán de forma peligrosa y se establecerá un círculo de vicioso que demandará más alimento cuando ya tenemos el suficiente. Debemos tener cuidado con todos esos alimentos que llevan azúcar oculto.

  • Sustancias excitantes – Cafeína, teína o sustancias similares están totalmente prohibidas si queremos terminar con la ansiedad. Estas sustancias aumentan los niveles de cortisol en el cuerpo y, con ello, el estrés.

Realizar actividades relajantes

Para evitar comer a toda costa, existen actividades como el yoga, el taichí o la meditación que nos ayudarán a controlar el estrés, dominando nuestro cuerpo y mente. Además de esto, son terapias que aportan una gran cantidad de relax a tu cuerpo. Estas actividades son las perfectas para aislarnos por un momento de la ansiedad que genera nuestro día a día.

Dormir

El sueño es una buena forma de relajar nuestro cuerpo y controlar el hombre. La falta de sueño es uno de los principales desencadenantes del estrés y, esta carencia, también provoca hambre porque nuestro estrés aumenta mucho más de lo que creemos.

Con estos 4 consejos esperamos ayudarte a controlar tu estrés y la ansiedad, dos de los principales desencadenantes para que nuestras ganas de comer crezcan como la espuma.

Última actualización: 8 de julio, 2014

Carlos Rey

Foto Carlos Rey

Deportista polifacético y amante de la tecnología. La única forma de tenerme controlado será a través de twitter @carlosreyvarela. Evoluciono con cada golpe de pasión que pongo en mí día a día.

Sigue leyendo