Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Descubre la dieta del agua, una ayuda para perder peso

Agua

Hay un montón de dietas, algunas te pueden ayudar mucho y otras te pueden perjudicar. No todos los consejos son igual de buenos para la mayoría de los pacientes, hay muchos factores que pueden influir.

No hay ninguna dieta en la que pierdas peso sin esfuerzo.

El secreto de una buena dieta es la constancia, paciencia, ejercicio físico y auto-control. Todos estos factores son importantes para que esta funcione.

La dieta del agua es una de ellas y te mostramos la forma en que se aplica.

¿Qué debes saber sobre el agua?

El agua no tiene calorías, ni engorda ni adelgaza. Ahora bien, beber agua antes de las comidas te ayudará a engañar un poco el estómago y saciar el apetito.

Es imprescindible en cualquier dieta para mantener el organismo hidratado pero no solo agua, también necesitamos alimentos con alto contenido (fruta, verdura, sopa, infusiones, etc.).

Los expertos en salud recomiendan consumir 2 litros de líquido diario aunque, si haces deporte, puede que no te lleguen a nada.

El desayuno

Cuando suena el despertador y te levantas de cama, no olvides beber un vaso de agua o una taza de té de hierbas.

A esto, se complementa un desayuno ligero y nutritivo.

A media mañana

Tómate un refresco natural a base de frutas por la mañana aunque también puedes beber agua. El zumo de aloe añadido a ese vaso de agua puede favorecer el funcionamiento del sistema digestivo.

El almuerzo o comida

Antes de comer, tómate una sopa, un vaso de agua o alguna infusión de hierbas para calmar el apetito. Luego aliméntate con una buena comida, sana y nutritiva.

A media tarde

Puedes meterle agua al cuerpo por la tarde, además de eso, también es buena alguna verdura o fruta fresca para alimentarte.

Unas zanahorias vienen muy bien.

La cena

Bebe un vaso de agua mezclado con zumo antes de cenar. Después de la cena, tómate otro vaso de agua. Ahora bien, nuestro organismo necesita unos 2 litros diarios para funcionar bien, exceder esa cantidad puede llegar a ser perjudicial para los riñones.

Ten cuidado, esta dieta puede aumentar tu número de visitas al baño pero nada más. No tiene otros peligros asociados siempre y cuando incorpores alimentos sólidos a tu dieta.

Deberás elegir menús equilibrados y saludables, bajos en grasa. ¿Habías usado esta dieta alguna vez?

Última actualización: 13/12/2014 a las 20:57

Carlos Rey

Foto Carlos Rey

Deportista polifacético y amante de la tecnología. La única forma de tenerme controlado será a través de twitter @carlosreyvarela. Evoluciono con cada golpe de pasión que pongo en mí día a día.

Sigue leyendo