Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Cómo elegir una buena cubierta para nuestra bicicleta

Rueda de bicicleta

Elegir una nueva cubierta para nuestra bicicleta se puede convertir en un caos. Hay un montón de variedad en el mercado y hasta el más experimentado se puede volver loco.

Con las ganas de ayudar a los más nuevos en esto, me gustaría daros algunos consejos y aclararos determinados aspectos sobre las ruedas para escoger algo adecuado para vuestro nivel y uso.

Para una bicicleta de montaña

En las ruedas de montaña hay un montón de elecciones que tomar, a continuación, en una pequeña lista, veremos todo lo que podemos observar para comprobar si es nuestra rueda ideal.

  • El compuesto – Esto hace referencia a la dureza del taco, expresada en un número y seguida de la letra a habitualmente.

    Cuanto más bajo sea el número, más blando es el taco y más agarre tiene. Los neumáticos más duros agarran menos pero duran mucho más.

  • La carcasa – El TPI viene a expresar la dureza de la cubierta y no del taco, normalmente las cubiertas de descenso pueden rondar los 33 TPI y las de XC los 127 TPI, son mucho más ligeras cuanto más alto sea el número pero también son menos resistentes.

  • Las medidas – Además de comprobar que es de nuestra llanta, 26, 27,5 o 29 en el caso de MTB, tenemos que comprobar la anchura del mismo.

    Si nuestra rueda tiene una anchura de llanta pequeña y montamos una rueda muy grande nos irá mal y, al contrario, también flaqueará.

    Aunque las ruedas suelen ser bastante flexibles en este aspecto, no debemos abusar de ello y tendremos que adaptar la rueda al tipo de disciplina que estemos practicando.

    Normalmente en XC se suele llevar de 1,90 mm a 2,20 mm de anchura.

  • Los tacos – Si te decides por taco alto, se clavarán en terrenos blandos y se retorcerán en los duros.

    Si optas por el bajo, agarrará en seco y en mojado podrían acumular mucho barro y agarrar poco. Además de eso, pueden estar separados o juntos, los separados suelen evacuar bien el barro y llevarse bien con las condiciones adversas, los de taco junto todo lo contrario.

  • El montaje – Ahora solo nos queda elegir entre Tubeless UST, Tubeless Ready o las cubiertas clásicas.

    Para montar Tubeless (sin cámara) necesitas tener una llanta adaptada o un kit tubeless con líquido (suelen rondar los 40 euros si te lo montas tu mismo).

    Normalmente, las ruedas Tubeless UST son duras por los flancos y por la banda de rodaje, las Ready tienen menos componente en los laterales y son más ligeras, pero también es mucho más fácil pinchar con ellas.

Para una bicicleta de carretera

Si quieres comprar una cubierta para carretera no hay tanto rollo. Intenta que tenga protección antipinchazos incluida (normalmente es una banda de kevlar interna) y un buen rendimiento.

Las Michelin Pro 4 Endurance, por poner un ejemplo, duran mucho y ofrecen un buen agarre.

En el caso de que optes por tubular, sin cámara, tendrás que mirar bien el mercado porque hay un montón de opciones y algunas podrían no convencerte o no irte bien.

Ahí también debes mirar la anchura según tu peso, siendo 23c la más común.

Recuerda que ya hemos hablado de muchas de las elecciones que debes tomar en tu nueva bicicleta, el cuadro, el tamaño de la llanta o incluso si montar o no un compact.

En caso de duda, utiliza los comentarios.

Última actualización: 09/07/2014 a las 14:00

Carlos Rey

Foto Carlos Rey

Deportista polifacético y amante de la tecnología. La única forma de tenerme controlado será a través de twitter @carlosreyvarela. Evoluciono con cada golpe de pasión que pongo en mí día a día.

Sigue leyendo