Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

entrenamiento velocidad La velocidad es una aptitud que aparece en muchos deportes y es objeto de entrenamiento en la mayoría de planificaciones. Además de conocer el número de repeticiones y en definitiva aspectos cuantitativos del entrenamiento también es aconsejable saber determinados factores extradeportivos para entrenar esta condición física. De esta manera también estaremos rebajando la posibilidad de sufrir una lesión, pues al correr a velocidades superiores a la normal es fácil encontrarse con imprevistos que deshagan por completo el progreso conseguido hasta el momento. Enumeremos, por tanto, algunos puntos imprescindibles que deben estar presentes en tu entrenamiento de velocidad.

Calentamiento

El inicio de la mayoría de actividades físicas requiere una puesta a punto previa que prepare a nuestro cuerpo ante el esfuerzo al que se va a someter después. Este hecho aumenta considerablemente en el entrenamiento de velocidad, pues nuestras fibras musculares se contraerán muy rápidamente y si no están preparadas el riesgo de sufrir una lesión severa aumenta. Haz tandas cortas a una intensidad que no sea máxima ya que trabajaremos adaptaciones neurales y el cuerpo no debe estar fatigado. De esta manera conseguirás elevar la temperatura corporal y hacer que la sangre fluya más continuamente por tus extremidades oxigenando así a tus músculos.

Deja un día de descanso

descanso velocidad

El error más frecuente derivado de querer conseguir los resultados en poco tiempo. Las adaptaciones llevan su tiempo y tu cuerpo se merece descansar tras una dura sesión de velocidad. ¿Recuerdas el fenómeno de supercompensación? Este es el que favorecerá tu mejora durante el descanso, y si lo interrumpes lo único que estarás haciendo es sobrecargándote y aumentando el riesgo de padecer una lesión. El descanso activo es la mejor manera de pasar esas 24 horas entre entrenamientos de velocidad.

Escucha a tus músculos

Normalmente el entrenamiento de velocidad se rige por sensaciones más que por una planificación detallada. El factor psicológico juega un papel fundamental y si un día de entrenamiento no te encuentras al 100% no quieras dar más de lo que puedes, ya que es probable que acabes mal. Ir más allá de lo que puedes es un principio que solamente debes aplicar si te sientes completamente bien, aunque esto te lo dará la experiencia en la pista.

Entrenar velocidad requiere una gran exigencia física que puede pagarse caro si no se hace con cautela. Estos consejos son perfectamente aplicables al entrenamiento de la velocidad en fútbol y la planificación debe ser adaptada a cada sujeto en función de la condición física de la que partamos.

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo