Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

El impacto articular, ¿bueno o perjudicial?

impacto articular Parece ser que la respuesta no está tan clara como se cree. Normalmente se tiende a recomendar ejercicios donde el impacto articular no sea el protagonista, y aunque esto es cierto solamente es aplicable a ciertas poblaciones. Quiero decir que el impacto articular generado no es tan perjudicial como creemos, pues así concluyen ciertos estudios que lo relacionan positivamente con la salud articular. No quiero decir que haya que someter a grandes esfuerzos a nuestras articulaciones, pero sí puede beneficiarnos conociendo cómo aplicar este hecho. Analicemos un poco más en profundidad el impacto articular durante el ejercicio físico.

impacto articular

Ebeling en 2008 estableció un listado con las actividades de mayor y menor impacto articular. Las que más son baloncesto, tenis, ejercicio aeróbico, running y saltar a la comba, entre otras.

Las que menos el ciclismo y la natación. Por supuesto la combinación de ambos tipos de ejercicios asegurará tanto nuestra salud esquelética como cardiorespiratoria.

Pero lo cierto es que apenas existen evidencias científicas que relacionen el impacto articular con la degeneración de cartílago, sino todo lo contrario.

Un impacto controlado reforzará la estructura articular y así alargaremos la vida de nuestros huesos y músculos.

Más allá de los estudios científicos pasemos a analizar empíricamente este hecho a través de las articulaciones más afectadas por la osteoartritis.

Los tobillos son los que más absorben el impacto en cada zancada y sin embargo las afecciones suelen darse en zonas mucho más superiores como caderas o lumbares, estructuras que reciben bastante menos impacto que el tobillo.

Un dato más para creer que el impacto tampoco es tan malo como nos hacen creer.

Podemos concluir, por tanto, diciendo que el impacto articular controlado provocará un aumento de la densidad ósea. Un reportaje titulado Fracture Risk and Prevention: A Multidimensional Approach en la revista Physical Therapy Journal: proporcionó las siguientes recomendaciones respecto al impacto articular:

  • Para adultos y personas de mediana edad: ejercicios con elevado impacto articular como saltar a la comba, baloncesto, entrenamiento de alta intensidad, CrossFit… Todo ello de 3 a 5 veces por semana a una intensidad de 75%-80% de la frecuencia cardíaca máxima.

    Este ejercicio debería ser combinado con unos niveles de calcio y vitamina D que se tienen que aumentar progresivamente a medida que se avanza en edad.

  • Mujeres con menopausia: ejercicios con elevado impacto articular y de resistencia: sentadillas, caminar, ejercicios de prensa, subir y bajar escaleras… Misma intensidad que la población anterior.

  • Adultos mayores: practicar actividad física de forma global supervisada en todo momento. 4 horas por semana y con elevados niveles de calcio y vitamina D.

Como habrás observado el impacto articular es más beneficioso que perjudicial para nuestro organismo. Hay que aprovechar la gran variedad de actividades que tenemos hoy en día para ir cambiando de una a otra y aprovechar las ventajas que nos ofrecen.

Si el desgaste articular ya se ha hecho presente, utiliza el colágeno para repararlas.

Última actualización: 13/08/2014 a las 10:13

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo