Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Descubre las ventajas que te aportan unos pedales automáticos

Pedales automáticos

Algunos usuarios nos han preguntado por las ventajas y desventajas de llevar pedales automáticos. Llevo un tiempo usándolos, desde que empecé a practicar ciclismo en serio, y no me cansaré de recomendarlos. Para mí no tienen desventajas aunque es cierto que, en determinadas situaciones, podemos vérselas.

Esas situaciones intentaré reflejarlas en las siguientes líneas aunque ya os advierto que casi todo son beneficios, unos pedales automáticos van mucho más allá de “es algo que usan todos”, son estrictamente necesarios para practicar MTB y ciclismo de carretera por muchas cosas, vayamos una por una.

Ventajas de usar pedales automáticos

  • Realizarás un buen pedaleo – La fuerza que haces con un tipo de pedales como estos es perfecta. Conseguirás un pedaleo redondo y una mayor eficacia, cuanto más rígida sea la suela mejor te irá con ellos. Además, las lesiones se reducen. ¿Recuerdas cómo era el buen pedaleo? También necesitarás ajustar el sillín de forma correcta.
  • Gozarás de una sujeción óptima – Con unos pedales automáticos, los pies van sujetos a la bicicleta de forma firme y evitan que tus pies se escapen al dar fuerte al pedal o tener húmeda la suela del mismo. Esta sujeción también hace que nuestros pies vayan más seguros y el control de la bicicleta será superior, tirando de los pies podemos levantar la rueda trasera de forma fácil, algo que, sin ellos, es más difícil de conseguir.
  • La posición del pié siempre será la correcta – Nuestra posición en el pedal siempre será correcta y la misma. No habrá diferentes posturas ni se provocarán, por lo general, lesiones derivadas de un mal pedaleo. Lo único que hay que fijarse será de ajustar las calas correctamente la primera vez, de forma neutra. El pie tiene que quedar paralelo al pedalier de la bicicleta y el pedal justo debajo del punto central del metatarso.

Desventajas de usar pedales automáticos

No es oro todo lo que reluce aunque estas desventajas no son nada, solo es por poner algo porque las hay pero no son equiparables a los beneficios que te aportan unos pedales automáticos.

  • Te puedes hacer daño – Al principio, o no tanto, puede llegar a ser normal que te caigas alguna vez por no darte cuenta de que los pies deben salir para el lado, es muy fácil quitar la cala del pedal pero, si te olvidas, te puedes caer. Normalmente estas caídas son en parado por lo que no deberías tener problemas. Aflójalas al máximo mientras no te acostumbras y, si ves que van duras, lubrícalas para evitar caerte si el pie notas que sale forzado.
  • Tienes que comprar un calzado especial – Tendrás que comprar un calzado especial, ahora bien, yo no concibo andar en bici sin casco y sin pedales automáticos, es algo que ha pasado a otra vida. Puede que en una bici de paseo no te siente bien pero hay calzado con calas muy cómodo para andar por la calle, podrías echarle un vistazo.

Espero que todos esos que tienen miedo a comprarse unos pedales de este estilo se lo quiten y lo hagan. Es lo mejor que pude hacer en el momento que me pasé a la bicicleta. Tanto en carretera como en MTB son altamente recomendables e imprescindibles, ya no volverás a clavarte el plato porque el pié te ha resbalado como le ha pasado a muchos que conozco. Salir en bici es una buena forma de reducir el IMC.

Última actualización: 11 de July, 2014

Carlos Rey

Foto Carlos Rey

Deportista polifacético y amante de la tecnología. La única forma de tenerme controlado será a través de twitter @carlosreyvarela. Evoluciono con cada golpe de pasión que pongo en mí día a día.

Sigue leyendo