Cintilla iliotibial: causas y tratamiento

COMPARTIR 0 TWITTEAR

cintilla iliotibial Las lesiones deportivas son el gran obstáculo a evitar en toda preparación física independientemente de la modalidad que se practique. El corredor en particular está sometido a múltiples esfuerzos repetidos en el tiempo por los movimientos cíclicos típicos de la actividad, haciéndolos más propensos a sufrir lesiones como la cintilla iliotibial. Los runners de media y larga distancia son los más propensos a sufrirla pero otros deportes como el ciclismo o el remo no están exentos de padecerla. Como más vale prevenir que curar, deseamos daros un poco más de información sobre esta lesión que interferirá negativamente en tu rendimiento deportivo y en tu salud.

La función de la cintilla iliotibial es de flexión y extensión de la rodilla, pues es una banda que recorre toda la pierna desde el tensor de la fascia lata hacia la parte exterior de la rodilla (cóndilo del femur) Dicho movimiento es el más repetido durante la carrera, por lo que es fácil pensar que un sobreuso provocará una inflamación en esta estructura. También ejerce un papel estabilizador de la articulación, algo de lo que siempre hablamos con los ejercicios para fortalecer las rodillas.

¿Cómo se produce?

Se suele definir como una lesión por sobreuso, por lo que ya podemos encontrar la primera causa de esta dolencia: el exceso de volumen de entrenamiento. Además de éste, el síndrome de la cintilla iliotibial puede deberse a:

  • Calzado inadecuado. Una mala pisada favorece el desequilibrio de las articulaciones del tobillo, rodilla y cadera provocando una mayor carga sobre una de las dos extremidades. Cuando esta causa se prolonga a lo largo de los kilómetros la cintilla iliotibial, entre otras estructuras, sufre más.

  • Correr cuesta abajo. Si normalmente practicas running en terrenos con desniveles negativos serás más propenso a sufrir una lesión en la cintilla iliotibial.

  • Debilidad en los abductores de la cadera. Principalmente en el glúteo medio, encargado de esa función. Al no tener un cierto nivel de fuerza, la

El síntoma es un dolor en la parte externa de la rodilla. Tiene su mayor funcionabilidad con un grado de flexión de 30 grados aproximadamente, por lo que rodando a un ritmo lento donde prevalece ese ángulo es cuando más se nota el dolor.

El tratamiento

sindrome cintilla iliotibial

Lo primero es cesar o disminuir el entrenamiento para evitar problemas mayores. En los peores casos también se pueden realizar infiltraciones para cesar el dolor cuando sea muy intenso. Pero cuando sufrimos esta lesión debemos centrar el trabajo principalmente en el trabajo de fortalecimiento de piernas, especialmente de glúteos. Además es recomendable intensificar los estiramientos las semanas posteriores a los primeros síntomas.

Si quieres mantener tu forma sin agravar la lesión intenta no realizar actividades donde se produzca un movimiento de flexión-extensión de la rodilla. Una opción recomendable es la natación sin patada. El síndrome de la cintilla iliotibial no es una lesión grave pero siempre hay que evitar contratiempos con un buen programa de fortalecimiento para corredores.

Archivado en Cintilla iliotibial, Corredores, Glúteo, Lesiones, Rodillas, Tratamiento
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion