Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Truco para hacer las sentadillas correctamente y no lesionarse

Sentadilla con barra sin peso

Muchas veces llegamos al gimnasio y vemos tanto a los hombres como a las mujeres realizando algunos ejercicios que nunca habíamos visto. Hoy vamos a centrarnos en daros un consejo básico pero muy importante a la hora de ponernos a practicar las sentadillas. Este ejercicio suele ser uno en los que las mujeres más fallan en la ejecución, por ello os ayudaremos con un truco para que vuestra técnica mejore notablemente.

Todo ejercicio tiene su propia ejecución, ya sea para conseguir que nuestros músculos crezcan de manera más concentrada o para que todas sus fibras consigan una contracción mayor y una resistencia al esfuerzo notable. Bastante gente cree que las sentadillas dañan las rodillas y la espalda, algo que no es cierto y que ya vimos anteriormente. Con la técnica adecuada y con la supervisión de un profesional del fitness, no tendremos miedo a lesionarnos.

El error más repetido entre los practicantes de las sentadillas es dejar que las rodillas, al bajar, vayan más allá (más hacia delante) de la punta de los dedos de los pies**. Sin este fallo nos podríamos beneficiar de las sentadillas como es debido. Esto no puede suceder. Para que esto no suceda, deberemos seguir estos pasos en el momento de la ejecución:

Sentadillas sin peso

  • Nos pondremos de pie con los pies separados un palmo y medio, más o menos y las puntas dirigidas levemente hacia fuera. Para conocer la amplitud de arrancada de una sentadilla para cada persona, deberemos practicar junto a un pared el salto vertical y grabarnos en vídeo, puesto que la apertura perfecta para una sentadilla será aquella que nos haya permitido saltar más alto en el salto vertical mencionado.

  • Bajamos hasta la posición de cuclillas tan bajo como pueda cada uno, siempre manteniendo el tronco recto. Para no bajar demasiado podremos utilizar un banco detrás nuestro y, en cuanto nuestro culo toque el asiento, volvemos a subir.

  • En este momento echaremos un ojo a nuestras rodillas. Si están muy por delante de los dedos de los pies, debemos echar la pelvis hacia atrás y el pecho hacia delante, manteniendo los hombros en un término intermedio.

Con este útil consejo y practicando debidamente en el gimnasio o en vuestra propia casa con un palo de escoba, podréis mejorar poco a poco la técnica para pasar más tarde a coger una barra con discos en el gimnasio. Si no conseguís mejorar rápidamente, no os preocupéis, puesto que a mucha gente le cuesta más debido a la falta de practica de actividad física y deportiva.

Última actualización: 9 de August, 2014

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo