Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Cómo hidratarse correctamente en verano

Chica sentada bebiendo agua tras correr

En verano nuestro cuerpo necesita más líquido para sobrevivir correctamente. Y si además le añadimos ejercicio físico con altas temperaturas, el volumen de hidratación debe ir aumentando paulatinamente. Hoy os vamos a dar 4 consejos básicos a la hora de ingerir líquidos aptos para hidratarnos en verano antes, durante y después de una actividad deportiva que nos mantenga activos.

Mucha gente dice que hidratarse durante el ejercicios nos hará perder rendimiento, pero no es así. Por lo que una buena botella de agua o bebida azucarada nos hará reponer fuerzas y electrolitos después de una actividad agotadora. Veamos algunos consejos para esta correcta hidratación de la que hablamos.

Los músculos necesitan agua para funcionar

Los músculos están compuestos por agua en un 70%, incluso una mínima falta de fluido afectará en su función. Además, los nervios controlan los músculos, los impulsos electromagnéticos de los nervios y las contracciones ocurren por el intercambio de electrolitos disueltos en el agua a través de los nervios y las células de las membranas musculares.

Si estás falto de agua o de electrolitos, disminuirá la fuerza y el control de tus músculos. Un déficit de agua de tan solo el 3% del peso de nuestro cuerpo hará que un entrenamiento de fuerza muscular se corte radicalmente causando una disminución del rendimiento de un 21% de media.

El agua diluye toxinas

Cuando tu meta es perder grasas, el agua será tu fiel amiga. El agua ayuda en la lucha contra el hambre, te hace comer menos si la tomas. Si estás en una dieta hiper-protéica, el agua es un elemento esencial en la lucha contra el amoniaco. Cuando nos movemos se movilizan los ácidos grasos almacenados utilizando más energía. Una mayor cantidad de agua en el cuerpo hará que las toxinas se diluyan más y sean expulsadas con mayor velocidad de nuestro sistema.

Chica bebiendo agua

El cerebro también necesita agua

Cuando se trata de utilizar nuestra máxima capacidad mental, tu estado de hidratación afecta mucho. Es un estudio, las habilidades de los sujetos, después de sufrir deshidratación del 2% del peso corporal inducida por calor y estrés, se redujeron en: aritmética, memoria a corto plazo y capacidad de rastrear visualmente.

El agua puede prevenir piedras en el riñón

Entre el 12 y el 15% de la población mundial sufre alguna vez en su vida un cálculo renal. Hay muchos factores que pueden aumentar o disminuir el porcentaje de riesgo de padecerlos. La ingesta de líquidos es uno de los que hacen disminuir estas probabilidades. Y es el único factor que se puede cambiar fácilmente.

Para que estos consejos os lleven a buen puerto, os vamos a proponer una sencilla rutina diaria con respecto a la hidratación:

  • Dos vasos de agua por la mañana, otro a media mañana, un par en la comida, de nuevo un vaso por la tarde y dos en la cena. Esto cubre los 8 vasos diarios de agua que recomiendan. Ahora sólo queda añadir la hidratación necesaria antes y después de las actividades deportivas que hagamos.

No olvidéis tomar fruta y verdura, son esenciales, no sólo para llevar una dieta saludable, sino para estar bien hidratados durante el día. Si notáis algún cambio bebiendo toda esa agua, ya sea para bien o para mal, comentadlo aquí abajo y podremos ayudaros en todo lo que podamos.

Última actualización: 18 de August, 2014

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing online y perfeccionamiento de medios. Siete años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo