Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Consejos para cambiar el asfalto por la montaña

consejos del asfalto al trail Cambiar de modalidad exige variar ciertos hábitos que hemos automatizado con el tiempo cuando nos hemos asentado en una actividad física concreta. El Trail Running se encuentra en pleno auge puesto que correr por la montaña es una experiencia tan agradable como eficaz para ponerse en forma. Normalmente son corredores de superficies lisas los que se lanzan a esta actividad, algo que requiere de los siguientes consejos para dar el salto a la montaña de una manera segura.

La clásica costumbre de los runners experimentados se basa en cuantificar algunos datos relacionados con las variables del entrenamiento, como la frecuencia cardíaca o el ritmo. Esto puede dar lugar a error en el caso del Trail Running. La razón es sencilla, y es que los desniveles son muy distintos en cada sitio y, por lo tanto, el tiempo por kilómetro no será demasiado representativo en comparación con otros lugares donde hayas corrido. Dicho factor debe tenerse en cuenta para no desmotivarse. Mi consejo es que vayas anotando tu progreso con tres variables como máximo:

  • Tiempo (en horas)

  • Desnivel.

  • Percepción del esfuerzo.

trail running

Resulta evidente que el equipamiento deportivo que demanda la modalidad no es igual a un entrenamiento en asfalto. Lo primero que debes comprar es unas zapatillas para correr por la montaña siguiendo la guía para elegir zapatillas de Trail. Si decides practicarlo en invierno el abrigo deberá ser grueso pero a la vez ligero, enfocándose más hacia los cortavientos.

La superficie en la que corres habitualmente dista de la montaña. Para no hacer tan brusco el cambio intenta buscar en tu ciudad sitios con ciertos desniveles y obstáculos que te hagan cambiar de ritmo, velocidad, dirección… No olvides que cambiar la superficie es otra manera de mejorar tu entrenamiento.

Aunque la orientación también define este tipo de pruebas, un consejo prioritario para mantener tu seguridad es planificar el recorrido con anterioridad. Utiliza distintas plataformas en tu móvil con GPS para saber en todo momento si te encuentras dentro de la ruta preestablecida. Tampoco olvides llevar cargado tu teléfono para posibles accidentes.

Y por último, aunque no menos importante, encontramos la preparación física. El esfuerzo al que se ven sometidos nuestros músculos es superior en montaña que en asfalto. Partiendo de este hecho, intenta aumentar el volumen de entrenamiento dedicado a la fuerza resaltando especialmente ejercicios para el tren inferior, sobre todo en tobillos y distintas articulaciones.

Si sales a correr por la montaña, déjanos algunos consejos más para que la experiencia sea lo más gratificante posible.

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo