Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Cómo ayudar a una mujer a entrenar mejor en el gimnasio

Entrenar mujeres gym

Entrenar a chicos no es lo mismo que entrenar a chicas, si es verdad que hay muchas similitudes a la hora de elaborar un buen plan de entrenamiento pero para tratar con mujeres se necesita un poco más de tacto y tener en cuenta algunos factores que no deberían ser determinantes en chicos.

A continuación nos gustaría elaborar una pequeña lista con 4 trucos que te permitirán hacer el entrenamiento de una mujer en tu gimnasio más agradable. Estos consejos están destinados a entrenadores que trabajen con mujeres aunque si eres mujer también podrías echar un vistazo y ver que entrenar en el gym es algo más que conseguir un cuerpo perfecto.

1. Encontrar el equilibrio

Siempre hemos visto una gran variedad de personas, están las chicas que no se atreven a tocar una pesa por miedo a lesionarse y muchas que se obsesionan con ejercicios castigando su cuerpo con movimientos imposibles. Como entrenador, es importante tener claro qué pretende conseguir la chica que viene a entrenarse y ayudarle a sacar lo mejor de si misma.

Unas veces la idea es ir incorporando estratégicamente las pesas para ayudar a potenciar sus capacidades y otras ayudarle a controlar su apetito voraz por conseguir resultados. Lo importante es que las chicas disfruten con este entrenamiento.

2. Tener en cuenta su ciclo menstrual

El ciclo menstrual puede jugar un papel importante en el entrenamiento de una chica. A veces, no siempre, las mujeres pueden experimentar dolores en las articulaciones, laxitud, pérdida de equilibro, pérdida de coordinación e incluso una disminución generalizada para realizar algunos movimientos complejos.

Es importante estudiar cómo el ciclo menstrual puede afectar a las chicas en su entrenamiento. Edúcate a ti mismo en este aspecto y aprende a evaluar las consecuencias de este en cada entrenamiento de tus pupilas.

3. Convertir el entrenamiento en el mejor momento del día

Lo mejor del entrenamiento es que este puede convertirse en el momento óptimo del día. Una mujer pondrá todo su cuerpo en tus manos para que la entrenes y lo importante es que esta chica salga del gimnasio más feliz que cuando ha entrado. Además de hacer su paso por el gimnasio eficaz, este debe ser agradable.

Si una chica quiere hablar puedes dedicar un poco de tiempo a ello, si disfruta con diferente música puedes elegir una selección más variada y si odia un ejercicio y hay una alternativa que le vaya mejor evita que esta lo realice, lo importante es que la chica se vaya contenta a casa y tu la hayas ayudado, no quiere decir esto que si la chica quiere hablar te pases la sesión de entrenamiento hablando con ella, no las habrás ayudado en nada.

4. Intentar que se enamore de si misma

En el mundo real no lucir un cuerpo perfecto parece que es vergonzoso y se bombardea a las mujeres con imágenes impactantes. Si tienes el honor de ayudar a una mujer algo muy importante es ayudarle a adoptar una aptitud positiva (en caso de que no la tenga), aunque ella esté progresando adecuadamente es importante que se sienta orgullosa de su cuerpo.

Anima a las chicas a abrazar su cuerpo y encontrar un sentido a los objetivos que pretende conseguir, que no sea una mero intento por lucir un cuerpo 10, una fachada que muchas veces es necesaria pero que otras es totalmente irrelevante.

¿Has trabajado con mujeres a lo largo de estos años? En caso de que esto sea así puede que tengas algún consejo que aportar o algo más que aprender en tu búsqueda por la perfección como entrenador. Anímate, en cualquier caso, a dejar tu opinión en los comentarios.

Última actualización: 12 de August, 2014

Carlos Rey

Foto Carlos Rey

Deportista polifacético y amante de la tecnología. La única forma de tenerme controlado será a través de twitter @carlosreyvarela. Evoluciono con cada golpe de pasión que pongo en mí día a día.

Sigue leyendo