Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Alimentación macrobiótica, ¿en qué consiste?

alimentacion macrobiotica El japonés Georges Ohsawa fue el pionero en crear esta filosofía alimenticia allá por los años 50. Va más allá de una simple dieta temporal que fue exportada hacia occidente no hace demasiados años. Aunque la definiremos más adelante podríamos decir que es una forma de vida basada en la espiritualidad oriental que tanto caracteriza a la cultura china y budista, repercutiendo positivamente sobre la salud de aquellos que la practican. Recordemos que las dietas más practicadas suelen basarse en una restricción alimenticia durante un cierto tiempo, pero existen otro tipo de caminos basados en una reeducación alimenticia que, al fin y al cabo, son las que realmente modificarán nuestro organismo. La alimentación macrobiótica es una de ellas.

La filosofía oriental establece que la ausencia de enfermedad, junto con el bienestar mental, se logra con un equilibrio entre los distintos principios de su cultura (el yin y el yang) Por ejemplo el arroz, que pertenece al yang por su crecimiento lento en épocas otoñales, y la soja, perteneciente al yin por su crecimiento rápido y con una gran fuerza.

Además se basa en que el estado anímico y espiritual de la persona está estrechamente relacionado con la alimentación que uno lleva a lo largo de su vida.

De ahí que surgiera la importancia de buscar un tipo de alimentación que no solo cubra las necesidades fisiológicas, sino también las extracorpóreas.

Objetivos

Es fácil darse cuenta del sentido de este tipo de alimentación observando los objetivos que busca:

  • Vivir más y vivir mejor.

  • Preservar el entorno.

  • Igualdad de oportunidades en cuanto a alimentos se refiere.

  • Prevenir las enfermedades en general, y el cáncer en particular.

Características

dieta macrobiotica

Por una parte los cereales constituyen entre el 50% y el 60% de la dieta. Arroz, trigo, avena, cebada… abarcan este grupo predominante de alimentos en la dieta macrobiótica.

Entre el 20% y el 30% de la ingesta diaria son verduras siempre acompañadas con una o dos tazas de sopa de salsa se soja o similar.

Del 10% al 15% del contenido de la dieta son legumbres. Además de estas cantidades también consumen pequeñas porciones de pescado blanco y frutas, por lo que las necesidades de micronutrientes también están cubiertas.

Curiosamente los líquidos solo pueden consumirse después de las comidas y los huevos deben ser fertilizados comiendo una media de uno cada diez días.

Si te has dado cuenta el consumo de carne roja es casi nulo.

Por lo tanto esta dieta no es demasiado recomendada para aquellos que estén en fase de definición, sino que puede ser encaminada para las personas que quieran cuidar de su salud a través de la alimentación o desean bajar de peso.

Tampoco consumen productos lácteos ni ningún otro alimento que haya sido procesado. Una alimentación curiosa que tiene un toque filosófico para aprender a comer bien.

Última actualización: 12/08/2014 a las 14:00

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo