Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Músculos olvidados que seguramente no estés entrenando

musculos entrenamiento Si no es estético no merece el esfuerzo entrenarlo. Es el precepto erróneo que utilizan algunos en el ámbito del fitness, y al final acaban pagándolo en forma de lesión. Cuando elaboramos una rutina evidentemente nos fijamos más en aquellos grupos musculares más voluminosos, pero nunca debemos olvidar que nuestro cuerpo está formado por más de 650 músculos de acción voluntaria. No quiere decir que debamos entrenar todos, pero sí aquellos que más susceptibles son de lesionarse. A continuación verás una lista con aquellos músculos olvidados que poca gente dedica ejercicios a entrenarlos.

  • El manguito rotador. Ya fue objeto de artículo en Sportadictos, cuando te dimos algunos consejos para fortalecer el manguito rotador del hombro para evitar lesiones. Es un músculo encargado de estabilizar la articulación del hombro, cuyo déficit provocaría lesiones crónicas en esta zona sobre todo en deportes donde el deltoides (hombro) actúa activamente. Es el caso del rugby, baloncesto, voleibol… Movilidad no significa estabilidad, y aunque tengamos una gran libertad de movimiento en el hombro debemos trabajar con ejercicios rotativos que impliquen a este músculo.

entrenamiento espalda

  • Erector espinal. Los ejercicios de trapecio seguramente te harán desarrollar una parte superior de la espalda con bastante volumen al ser un músculo muy potente.

    Sin embargo por debajo de esa aparente estructura fortalecida encontramos un conjunto de músculos y tendones llamado erector espinal.

    Se extiende tanto por la porción superior de la espalda, como la parte media y baja de la misma, encargándose de mantener la postura correcta.

    Si no quieres sufrir los comunes dolores de espalda, tendrás que trabajar este conjunto. ¿Cómo? Un ejercicio bastante recurrente es tumbarse boca abajo con los talones anclados y elevar el tronco hasta que el cuerpo forme una línea recta, unas 10 o 12 repeticiones.

  • Tibial anterior. Este es un músculo que debe ser objetivo especialmente para runners para esquivar los calambres en las piernas.

    Pero no únicamente en ellos, ya que es un músculo que interviene en la propia marcha cuando andamos. Con ejercicios simples podrás fortalecer poco a poco este músculo situado en la parte inferior de la pierna.

    Por ejemplo apoyando el pie en el suelo y levantando la parte delantera de los dedos sin despegar el talón, unas 12 o 15 repeticiones.

    Puedes complicarlo añadiendo bandas elásticas o cualquier otro elemento de resistencia.

  • Isquiotibiales. Probablemente sepas cómo estirarlos pero no le hayas dedicado tiempo a entrenarlos bien. Al no ser un músculo demasiado vistoso, muchos deciden saltárselo en su rutina.

    No es suficiente con las sentadillas, y es tan necesaria una correcta elongación como un fortalecimiento de estos músculos.

    Hay máquinas dedicadas especialmente a ellos, como la de flexión de rodilla en posición decúbito prono con carga. Aunque lo mejor es entrenarlos funcionalmente con elementos inestables o las anteriormente mencionadas bandas elásticas.

Si pretendes cuidar tu salud muscular, no pases por alto estos grupos. La importancia aumenta si practicas regularmente algún tipo de actividad física o deporte.

¿Se te ocurre algún músculo más que normalmente la gente olvide?

Última actualización: 02/08/2014 a las 10:00

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo