Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Conoce la verdad sobre el entrenamiento Tabata

Chica haciendo flexiones

Perder grasa en menos tiempo siempre ha sido una tarea pendiente para toda clase de expertos en entrenamiento personal y dietas. Muchas tendencias han sucumbido en el tiempo y otras tienen su momento de gloria hoy día. Una de estas últimas es Tabata, un entrenamiento de alta intensidad que apenas se diferencia del famoso HIIT y que nos hará adelgazar en poco tiempo haciéndonos trabajar a un ritmo muy alto.

El entrenamiento Tabata se caracteriza por ofrecer un trabajo intenso durante 4 minutos al día. Pero, ¿es ese corto periodo de tiempo necesario para lo que necesitamos? ¿La gente suele utilizar el método Tabata en su concepto original?

La gran mayoría de la gente que practica, o dice practicar, el método de entrenamiento Tabata no suele hacerlo bien. Esta clase de entrenamiento fue creado por el Dr. Izumi Tabata en la década de los 90. Su programa original dicto que una persona debe llegar al 170% de su VO2 máximo durante 20 segundos, y repetirse hasta en 8 ocasiones. Finalmente debe descansar 10 segundos entre cada intervalo intenso.

Pero ¿sabéis lo que se siente al ir al 170% de VO2 máximo? Para que os hagáis una idea: el 100% de VO2 máximo se asocia con náuseas y vómitos. Así que la mayoría de la gente no puede físicamente o mentalmente llegar a este nivel por su propia cuenta. El método Tabata divide ese esfuerzo en 8 tandas, básicamente, para no matarnos.

Dos chicas haciendo un Tabata

Siento desilusionarte si pensabas que estabas haciendo el Tabata y, en realidad, estabas entrenando con una mezcla de varias disciplinas de alta intensidad. Y es que, mientras varias series de abdominales, sentadillas, flexiones de brazos u otros ejercicios de levantamiento del propio peso corporal pueden seguir el mismo formato, no constituyen realmente el método Tabata.

Aunque haya mucha gente que diga que está haciendo Tabata en su gimnasio o en casa, realmente el 20% de esas personas lo hacen realmente. Pocos individuos son capaces de entrenar en el nivel para el que este programa fue pensado originalmente. La mayoría trabaja por estaciones divididas por esfuerzos máximos y submáximos. Sería más práctico pensar en el Tabata como una de las versiones del HIIT.

Con el entrenamiento de intervalos trabajaremos más intensamente en menos tiempo, por lo que si ponemos más de nosotros en cada intervalo, mayores serán los beneficios obtenidos. Es tan simple como incorporar ejercicios explosivos cortos a nuestra rutina de ejercicios. El objetivo del HIIT es el de aumentar nuestro ritmo cardíaco, dejar que baje y más tarde volver arriba.

Así que la próxima vez que vayas a practicar un entrenamiento Tabata, recuerda que el éxito depende de la intensidad que tú le imprimas a cada ejercicio. No hay entrenamientos ‘milagro’. Si bien los entrenamiento Tabata pueden ser más cortos, tombién son extremadamente difíciles y duros. Tienes que estar dispuesto a sufrir, aunque sea por poco tiempo, para llegar a beneficiarte totalmente de esta clase de entrenamientos.

Última actualización: 16 de January, 2015

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo