Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

IIFYM, una alternativa a la tradicional dieta

IIFYM Seguramente te preguntarás el significado de las siglas IIFYM. Se corresponde con una premisa que define a la perfección este modo de alimentarse con un objetivo concreto: “If It Fits Your Macros”, que significa “Si se ajusta a tus macros”. La dieta típica de una persona que se encuentra en proceso de definición es la abundancia de pollo, avena y arroz en su planificación semanal de comidas. ¿Te suena verdad? Esta dieta IIFYM lo que pretende evitar es precisamente la clásica rigidez en las dietas de musculación, pues siempre y cuando consumas la cantidad de macronutrientes establecida, da igual de dónde provengan. Si te animas a practicarla quédate con este post.

¿En qué consiste?

alimentacion iifym

Los macronutrientes son aquellos alimentos que consumimos y que constituyen la principal fuente de energía en nuestro organismo. Tres son los macronutrientes fundamentales en toda alimentación: grasas, hidratos y proteínas.

Por otro lado los micronutrientes, esencialmente las vitaminas y minerales, cumplen un papel regulador vital para la salud de todos los procesos del cuerpo humano. Una correcta alimentación consiste en aportar al sistema la cantidad necesaria tanto de macros como de micronutrientes. Pues bien, éste es el objetivo de la dieta IIFYM, conseguir llegar a la cantidad diaria preestablecida independientemente de dónde provenga.

Se trata de ir contando las calorías de los alimentos que consumimos diariamente, aunque tengamos que cambiar “el alimento que toca ese día” por otro distinto. Pongamos que planeas salir de cena una noche. Solo tendrás que mirar el valor nutricional (calorías, proteínas, grasas e hidratos) de los alimentos que ingieras durante el resto de la jornada para dejar una cierta cantidad para la cena. Así tendrás vía libre en tu elección.

Beneficios y recomendaciones

  • La flexibilidad es la mayor virtud de la dieta IIFYM. A cambio de un control nutricional podrás comer lo que desees dentro de unos límites saludables ya que la bollería industrial, entre otros, no estaría dentro de lo recomendado. Recuerda que no solo importa la cantidad de calorías, sino también la calidad de las mismas.

  • Objetivo cuantificado. Cuando seguimos una rutina de gimnasio nos dedicamos a cumplir con una serie de datos para el entrenamiento en forma de series, repeticiones, tiempo, etc. Con IIFYM sucederá lo mismo en las comidas ya que tendrás que llegar a un mínimo de macro y micronutrientes necesarios para la construcción de masa muscular. Utiliza la aplicación My FitnessPal como contador de calorías.

Es sencillo una vez cojas la rutina pero debes tener cuidado principalmente con los micronutrientes, pues en ocasiones nos centramos más en el otro grupo nutricional por los resultados visibles que conlleva. Si practicas esta dieta el requisito fundamental es que sepas comer bien, variado y no caer en la tentación de productos no recomendados. La flexibilidad equivale a comer todo lo que desees pero siempre y cuando sea beneficioso para tu organismo.

En la página web oficial podrás encontrar una calculadora bastante útil para cuantificar toda tu ingesta nutricional. La dieta IIFYM es una estupenda vía para emprender un camino hacia la correcta alimentación que maximizará el trabajo del entrenamiento.

Última actualización: 13 de August, 2014

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo