Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Conoces la tríada de la mujer atleta?

triada mujer atletica Las mujeres deportistas poseen una cierta predisposición a padecer ciertas dolencias relacionadas con la propia actividad física, como las irregularidades en su ciclo menstrual entre otras. Un síndrome común en las competidoras es la conocida como tríada de la mujer atleta, definida por el ACSM (Advanced Training for Health and Sport) como las interrelaciones entre energía, menstruación y densidad ósea que pueden generar problemas clínicos severos en mujeres deportistas. Adentrémonos un poco más en este síndrome del que ninguna practicante está a salvo.

¿Qué es la tríada?

La tríada recibe este nombre porque son tres los componentes que manifiestan el síndrome: los desórdenes alimenticios, los trastornos menstruales y la osteoporosis o disminución de la densidad ósea de la mujer. No significa que se manifiesten estos tres síntomas a la vez, sino que cada uno es consecuencia del anterior. Esto quiere decir que una mala alimentación, junto con un alto mantenimiento de actividad física, da lugar a un déficit energético que deriva en problemas menstruales. De igual manera éste último genera una falta de estrógenos que perjudica a los niveles de densidad ósea (osteoporosis)

Los factores de riesgo se reducen a la mayoría de mujeres que practican altos niveles de competición, pero podemos profundizar más destacando las siguientes causas:

  • Especialización deportiva precoz.

  • Incremento del volumen de entrenamiento.

  • Restricciones alimenticias.

  • Ingesta de laxantes, diuréticos, etc.

  • Deportes donde resalta el físico: danza, gimnasia…

  • Deportes donde se establecen categorías por peso.

Síntomas y prevención

triada mujer atletica

No hay un cuadro clínico estricto que desvele la tríada de la mujer atlética, pero sí puede detectarse cuando sufrimos varios de los siguientes síntomas: fracturas por estrés, anemia, fatiga, hipotermia, dolor abdominal, bradicardias, etc. La prevención a este síndrome se basa en una correcta alimentación que supla las necesidades energéticas propias de la carga de entrenamiento que una mujer lleva.

En el caso de sufrirla el tratamiento se basaría en un trabajo multidisciplinar donde intervendrían tanto médicos como preparadores físicos de la deportista para crear unos hábitos saludables en su nutrición. También es habitual consumir suplementos de vitaminas o calcio para revertir los efectos de la tríada. Para la osteoporosis lo más recomendado es el entrenamiento de fuerza y pequeños impactos articulares.

Ya has visto que una alimentación correcta es fundamental tanto para el rendimiento deportivo como para la salud del que lo practica. Una dieta rica y variada es la base de una vida saludable llena de éxitos deportivos.

Última actualización: 20 de August, 2014

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo