Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Aislar el músculo para ganar más fuerza, ¿verdad o mentira?

aislar el musculo La eficiencia en el entrenamiento es fundamental para gestionar correctamente el tiempo y la energía que poseemos. Son muchos los emplean largas horas en el gimnasio con el objetivo de aislar cada porción muscular para conseguir mayores ganancias de fuerza, pero debes saber que esto no es totalmente cierto. Seleccionar una sola parte del músculo con un ángulo concreto y trabajarlo es un error cuando esta rutina se repite en el tiempo, pues no tiene demasiado sentido. Pasemos a analizar más en profundidad esta afirmación.

Cuando hablo de ejercicios de aislamiento no me refiero a trabajar un músculo en concreto (por ejemplo, el curl de bíceps) sino una porción determinada de ese músculo. El aislamiento como tal no existe ya que las fibras de un músculo trabajan conjuntamente y es un error pensar que se pueden activar unas fibras sí y otras no. Otro tema es el nivel de activación, siendo cierto que unas fibras tienen una mayor implicación activa que otras.

Una idea bastante extendida es trabajar porciones musculares aisladamente desde distintos ángulos de ejecución. Cualquier entrenador personal te dirá que lo correcto es trabajar desde múltiples ángulos para conseguir la funcionalidad del ejercicio, y esto es más que correcto. Sin embargo no se debe variar constantemente (y me refiero a cada día) el ángulo, ya que si lo hacemos de esta manera estaremos sobrepasando el estímulo óptimo de fuerza y todo lo que hagamos posteriormente a una intensidad alta será contraproducente (sobrecarga)

press de banca

Pasemos a analizar el press de banca como ejercicio práctico para que visualices lo anteriormente descrito. Normalmente existen tres tipos de press: el inclinado (para la porción alta) el horizontal (para la porción media) y el declinado (para la porción inferior) Contrariamente a lo creído hasta el momento, los resultados muestran que el press declinado produce una mayor activación en las tres porciones respecto a los otros dos ejercicios. Sin embargo los demás movimientos no hay que desecharlos pues implican a otros músculos, por ejemplo con el press inclinado se logra una activación bastante grande del deltoides.

Como conclusión podemos afirmar que los ejercicios de aislamiento son buenos para ganar masa muscular pero no debe constituir la base del entrenamiento. El cambio de estímulos es clave para evitar el estancamiento que tanto perjudica al progreso. No te bases en un único ejercicio para una parte del músculo e intenta trabajar funcionalmente para ir más allá de resultados puramente estéticos.

Última actualización: 7 de September, 2014

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo