Cómo es nuestro hombro por dentro y sus lesiones más frecuentes

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Radiografía del hombro

La articulación del hombro (articulación glenohumeral) es la articulación más flexible del cuerpo humano. Debido a sus numerosos ligamentos y músculos también es una articulación en forma de bola bastante fuerte y físicamente poderosa (articulación esferoidal). Hemos conocidos algunos ejercicios para fortalecer la musculatura del hombro pero, ¿de qué se compone esta articulación tan sensible y a la vez con tanta movilidad?

Composición ósea y muscular

La articulación del hombro se compone de la cabeza humeral y la cavidad glenoidea. La cabeza del húmero se asienta a la cavidad glenoidea de la escápula a través de los ligamentos capsular, coracohumeral y glenohumerales.

El sistema muscular es significativamente importante para la estabilidad y movimientos en la articulación del hombro, especialmente el manguito de los rotadores. El manguito de los rotadores se compone de los siguientes cuatro músculos: los músculos subescapular, teres menor musculares, músculo infraespinoso y el músculo supraespinoso. Se pueden evitar muchas lesiones del manguito siguiendo unos consejos.

Nombres en la articulación del hombro

Las funciones de este grupo muscular son varias. Por un lado fijan la cabeza humeral a la cavidad glenoidea; Por otro lado son capaces de ejecutar diferentes movimientos. Ellos permiten tanto la rotación interna y externa de la cabeza del húmero y, además, la abducción, aducción y retroversión del hombro (inclinación hacia atrás).

El acromion (el punto más alto del hombro) es una parte ósea de la escápula. Junto con el proceso coracoides se forma una cavidad en la que la cabeza del húmero y el tendón de los movimientos musculares supraespinoso se unen. Esta cavidad forma una bolsa sinovial importante (bursa subacromial), que proporciona una amortigüación en la compresión y reduce la fricción durante los movimientos del brazo.

Lesiones más frecuentes

Al ser una articulación en la que actúan tantos músculos, ligamentos, tendones y bolsas sinoviales, es una de las más factibles de sufrir todo tipo de lesiones. Su gran rango de movimiento ayuda, en gran medida, a que este porcentaje de lesión sea mayor. Veamos algunas de las lesiones más comunes:

  • Luxación: los segmentos óseos que forman una articulación se separan (dolor intenso y exige una recolocación inmediata del húmero en su lugar correcto por expertos).

Hombre con el hombro lesionado

  • Luxación acromioclavicular: como su nombre indica, es una separación entre el acromion y la clavícula (dolor intenso en toda la articulación y según el golpe, puede llegar a romper el trapecio).

  • Tendinitis supraespinoso: inflamación del tendón del músculo supraespinoso (dolor al levantar el brazo por encima de la altura del hombro).

  • Tendinitis bicipital: pinzamiento de los tendones del bíceps braquial con el arco coracoacromial (dolor en la parte delantera del hombro).

  • Bursitis: inflamación de una de las bolsas de líquido sinovial (dolor en la parte anterior del hombro provocado por repetición de lanzamientos).

  • Artritis: dolor articular y limitación de movilidad debido a una infección, provocando un derrame interno.

El hombro es una articulación muy compleja que tiende a lesionarse fácilmente. Algunas de las causas de lesión del hombro son las menos esperadas, por eso aconsejamos tener mucho cuidado cuando utilizamos nuestro hombro para algún deporte como balonmano, voleibol, tenis o padel.

Archivado en Articulaciones, Brazos, Conexiones, Deltoides, Hombro
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion