Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Al correr, ¿pisar con el talón o con el antepie?

salir a correr Puesto que además del rendimiento buscamos un proceso saludable cuando salimos a correr, debemos saber cuál es la técnica más apropiada para no caer en contratiempos innecesarios. Uno de los paradigmas dentro del running, sobre todo para los más novatos, es cómo situar el pie a la hora de aterrizarlo. Unos son partidarios de hacerlo más hacia el talón, otros con la parte media y los demás con el antepie. Ante este catálogo de opciones, ¿cuál es la más beneficiosa? Pasemos a explicar por qué no existe una respuesta totalmente generalizable a esa pregunta.

Lo primero que debemos saber es qué tendencia predomina entre la población deportiva biomecánicamente hablando. Estudios confirman una abundancia de corredores que tienen un aterrizaje de talón, situándose la cifra entorno al 80% o 90%.

¿Coincide con tu pisada? Este dato no quiere decir que la mejor forma de correr sea apoyando el talón en primera instancia.

De hecho dentro gran parte de las lesiones más comunes en corredores se derivan por esta forma de correr ya que no utilizan un calzado adecuado a las características de cada uno.

Cuando apoyamos primero el talón, las estructuras articulares absorben toda la fuerza devuelta por el impacto, un 16% más que si lo hicieran apoyando zonas más cercanas al antepie.

correr

Leyendo esto último pensarás que efectivamente correr con el antepie es la mejor opción. Pues siento decir que no es cierto, igual que tampoco lo es apoyar con el talón.

Entrar de antepie se relaciona comúnmente con el barefoot o la tendencia de correr descalzo que últimamente está en auge.

También se ven afectadas las distintas articulaciones y tendones de la zona del tobillo, como por ejemplo el tendón de Aquiles.

Debes saber que correr correr con zapatillas minimalistas (o descalzo) es sinónimo de aterrizar con el antepie y, en consecuencia, tendrás que cambiar la técnica de carrera a la que estabas acostumbrado.

La conclusión que podemos sacar de todo esto es que ambas formas de correr implican sus riesgos y sus beneficios, debiendo conocer en todo momento qué tipo de pisada nos va mejor.

Aquellos que tengan más adherencia hacia la talonación tendrán que prestar especial atención al tipo de zapatilla, mientras que los que tengan más problemas de rodillas las mejor opción es correr apoyando el antepie por la protección que implica en dicha articulación.

En definitiva, distintas formas de correr para distintas personas.

Última actualización: 17/09/2014 a las 10:00

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo