Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Cómo eliminar el dolor de cuello con sencillos ejercicios

Chica con una postura de Yoga

Días tras días, y cada vez son más, mucha gente acude a su médico de cabecera o al fisioterapeuta para eliminar esos dichosos dolores de cuello. Ésto suelen estar provocados por malas posturas a la hora de trabajar frente al ordenador, un mal gesto a la hora de dormir o un mal movimiento durante un entrenamiento dad. Para deshacerse de estos dolores, podríamos intentar alguna de las siguientes posturas de Yoga que os recomendamos hoy.

Prasarita Padottanasana C

Con una esterilla o alfombra en el suelo nos disponemos a realizar esta postura de nombre casi impronunciable. Nos situamos de pie con las piernas separadas un metro una de otra. Abriremos los talones hacia fuera ligeramente, para que queden las puntas de los pies apuntando hacia dentro.

En este momento llevaremos los brazos detrás de la espalda y nos cogeremos las manos fuertemente. Acto seguido nos inclinaremos hacia delante lentamente e iremos dejando que los brazos caigan hacia delante del mismo modo. Aquí es cuando debemos relajar los dedos de los pies, cuando encontremos el equilibrio perfecto de la postura. Nos quedaremos ahí durante unas 5 respiraciones profundas.

Balasana

Nos arrodillaremos en la colchoneta con las rodillas abiertas al ancho de las caderas. Los dedos de los pies deben estar tocando, con su parte superior, la colchoneta. Repiraremos profundamente y, al exhalar, tendremos que doblar nuestro tronco hacia delante para apoyar el pecho sobre las rodillas. Trataremos de alargar el cuello y la columna vertebral mediante el distanciamiento de las costillas del coxis. Así conseguiremos que nuestra cabeza se separe más de los hombros.

Tras esto deberemos descansar los brazos delante de nuestros hombros sobre el suelo. Las palmas deben estar hacia arriba. Nos queremos en esta posición durante, al menos, 5 respiraciones profundas.

Bitilasana (vaca) a Marjarysana (gato)

En este ejercicio trataremos de estirar, lo máximo posible, los músculos de la espalda y el cuello al mismo ritmo que inhalamos aire y exhalamos. Comenzaremos a cuatro patas sobre la colchoneta, con las rodillas apoyadas. Trataremos que los hombros descansen justamente sobre nuestras muñecas. El primer movimiento (el de la vaca) se inicia con la espalda en su posición neutral, recta y los abdominales apretados.

Durante la inhalación, arquearemos la espalda, dejando que nuestro vientre se relaje. Levantaremos la cabeza y el coxis hacia el cielo sin poner una presión innecesaria sobre el cuello. Ahora, durante la exhalación, realizaremos la postura del gato. En ella conseguiremos que nuestra espalda se redondee hacia arriba, imaginando que nos están tirando del ombligo hasta el techo. Aquí activaremos el abdomen bastante. Mete la barbilla hacia el pecho para terminar con la postura del gato. Iremos cambiando de una postura a otra lentamente. Repetiremos unas 10 veces con cada movimiento.

Como habéis visto en los vídeos, se ilustra a la perfección lo que queremos que hagáis para eliminar esos dolores. Los errores de la primera clase de Yoga irán mejorando poco a poco. Si ya habéis intentado algunos ejercicios para ese dolor cervical, os instamos a que probéis los que os hemos enseñado hoy. No os decepcionarán, y además, aprenderéis 3 nuevas posturas de Yoga para hacer en casa.

Última actualización: 12 de September, 2014

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo